?>
Policiales

Un policía cordobés, preso por engañar y robar con el "cuento del tío"

Llamaron al azar a una casa de Yofre Norte, sin saber que el dueño era un subcomisario. Detuvieron a dos sospechosos, uno de ellos un sargento de Seguridad Capital. 

La estafa conocida como "el cuento del tío" se repite una y otra vez en distintos hogares de Córdoba. Consiste en que un delincuente llama por teléfono a una vivienda -muchas veces, previo "estudiarla"- y les dice a los dueños de casa que trabaja en un banco o en Anses, y que hubo un cambio monetario, por lo que el dinero que poseen saldrá de circulación, y por ello mismo deben cambiarlo.

Luego se ofrece a enviar a un "empleado" a la casa y cambiarlo en el lugar. Y muchas familias ceden, sin saber que entregan sus ahorros y a cambio les dan dinero falso.

Esta vez, la cosa les salió mal a unos presuntos "cuentistas". Lo particular fueron las víctimas y, más aún, el victimario: la víctima fue un subcomisario (que se dio cuenta en el acto de que se trataba de una estafa y les "siguió el juego" para capturarlos) y el presunto victimario fue un sargento en actividad de la Policía de Córdoba.

"Efectivamente, el hombre detenido trabajaba en tareas administrativas de Seguridad Capital", confirmó a Día a Día el comisario mayor Calixto Luna, a cargo de Investigaciones Criminales. Fue identificado como José María Norberto Romero, de 36 años, quien al momento de ser arrestado estaba con otro hombre, de 21 años, que también quedó "adentro". 

Cómo fue. Este lunes, una mujer, que dijo trabajar en Anses, llamó a una vivienda de calle Alsina al 2.200, en Yofre Norte, y les ofreció "cambiar" el dinero. Con tan mala suerte en su caso, que quien la atendió fue un subcomisario (su nombre se reserva) que se dio cuenta en el acto de la estafa y le siguió la corriente.

Paralelamente se montó un operativo policial, y cuando los dos "empleados" arribaron a cambiar el dinero, fueron apresados. Grande fue la sorpresa de la Policía al descubrir que uno de los detenidos era un integrante de la Fuerza. 

Se les incautó una pistola con proyectiles y celulares. La mujer no fue detenida por el momento. 

Mejor desconfiar. Los “cuentos del tío” están a la orden del día de la mano de las nuevas tecnologías. La Policía aconseja advertir a las familias sobre esta modalidad delictiva para prevenirlas. Hay que tener en cuenta que los malvivientes en muchos casos “estudian” los domicilios y por ende conocen los nombres de quienes viven allí, y se hacen pasar por parientes lejanos. En otras ocasiones, dicen ser empleados de bancos o del Anses. En caso de recibir estos llamados sospechosos, mejor desconfiar, cortar y llamar de inmediato a la Policía. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo