?>
Policiales

“Todo delincuente disfrazado de policía tiene que ir preso”

El gobernador Juan Schiaretti envió un claro mensaje a la Policía, en la peor semana para la fuerza desde que asumió, hace un año.

Fue la peor semana de la Policía de Córdoba desde aquel diciembre de 2013, cuando el acuartelamiento derivó en dos días y una noche de terror. Un subcomisario acusado de liderar una banda y con la posibilidad de que haya más policías involucrados; dos suboficiales de Río Tercero presos, sospechados de haber iniciado un incendio en el que murieron dos personas y dos policías condenados a perpetua por un caso de gatillo fácil. Ese es el repaso de la seguidilla.

Ayer, el gobernador Schiaretti trató a los policías bajo sospecha de “delincuentes disfrazados” y avaló las detenciones: “Todo delincuente disfrazado de policía tiene que ir preso”, dijo en San Francisco. Y reclamó, además, que “sufran la sanción que corresponda; hay que perseguir los hechos delictivos y a los malos elementos, que son delincuentes disfrazados de policías”, repitió el gobernador.

En ese sentido, la titular del Tribunal de Conducta Policial, Ana María Becerra, dijo que se investiga si el subcomisario Víctor Ariel Barrionuevo impartió órdenes a subordinados, con la intención de cometer o encubrir delitos similares al que se cometió en Cofico durante el fin de semana. Él estaba en la zona de Villa Allende y nos permite pensar que muchos hechos de los que allí sucedieron podrían haber tenido su participación”, dijo Becerra.

“No está lejana la posibilidad de una cesantía. Más allá de que va a ser indagado el lunes, le hemos pedido que nombre su abogado; son hechos de muchísima gravedad institucional y vamos a hacer caer el peso de la ley””, agregó.

Mientras tanto, la fiscal de Río Tercero avanza en la indagatoria de los dos policías imputados por el doble homicidio calificado tras un incendio intencional.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo