?>
Policiales

Sólo 25 efectivos de Drogas Peligrosas en toda la provincia

Ese escaso remanente compone desde hace 15 días una División que llegó a tener 400 integrantes. Los 25 (cuatro de la Guardia de Infantería) custodian la sede en San Pablo. Este lunes, larga la FPA.

Con bombos y platillos hará este lunes su debut la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA), una nueva apuesta con la que el gobernador José Manuel de la Sota intentó un urgente “golpe de timón” de lo que fue el sonado “Narcoescándalo”. Serán 220 integrantes “nuevitos” en el tema, que nunca antes pertenecieron a Drogas Peligrosas.

Ahora, ¿qué ocurrió (y ocurrirá) con esta última División? Lo segundo es inmediato: la División Drogas Peligrosas desaparecerá.

Lo primero es más complejo porque incluye los distintos destinos de los exintegrantes de Drogas y cómo desde hace 15 días no hay operativos ni investigaciones antidrogas en curso en la provincia: sólo se mantiene activo un remanente de 25 efectivos cuyo único objetivo (hasta tanto asuma definitivamente la FPA, lo cual puede tomar un tiempo) es custodiar la sede de la División en barrio Ampliación San Pablo, en el sureste de la capital cordobesa.

¿Por qué? Distintas fuentes consultadas por Día a Día confiaron que en la dependencia hay “un depósito y dos containers” con todas las evidencias secuestradas en los últimos tiempos en investigaciones que, lógicamente, hoy están paradas. “Además, a la sede de San Pablo llevaron también todo lo incautado en el interior de la provincia. Todo, absolutamente todo, está apretujado ahí”, indicaron.

Es por esto que los 25 efectivos (15 agentes y 6 oficiales superiores, más 4 miembros de la Guardia de Infantería llamados como refuerzo) se reparten en turnos para custodiar día y noche la sede, hasta tanto esta semana supuestamente se definan sus traslados y la FPA se encargue de todo.

La Guardia de Infantería está siempre, en tanto que los 15 agentes se reparten en tres guardias de 24 por 48 horas. ¿Y qué ocurrió con los operativos en los últimos tiempos? “Está estipulado que, ante un operativo de peso, se puede convocar a los exmiembros de Drogas trasladados a otros destinos. Pero eso no pasó, no hubo más operativos y las investigaciones se estancaron. ¿Cómo se puede investigar algo con 25 tipos?”, dijeron.

Otros tiempos

En épocas anteriores al “Narcoescándalo”, la División Drogas Peligrosas llegó a tener 400 integrantes en toda la provincia de Córdoba. Después del estallido que aún tiene en prisión a exaltos jefes policiales de la repartición, el número se disminuyó a 172 en Capital y unos 30 en el interior. Es decir, la mitad. 

Pero, desde que se anunció la creación de la FPA, todos los miembros de Drogas Peligrosas fueron asignados a cuatro nuevos destinos: Policía Caminera, Seguridad Capital, Coordinación de Brigadas e Investigaciones Criminales.

Hace un mes, se hicieron 70 “pases”. Hace 15 días le tocó al resto, excepto a este remanente de 21 que fue abocado únicamente a custodiar la sede.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo