?>
Policiales

Siete muertos en las rutas en otra jornada negra

En la madrugada de este domingo murió esta cantidad de jóvenes. Cinco fallecieron en un choque cerca de Morteros; los otros dos, en Villa de Soto.

Fueron saludos y festejos con la familia y después salir con los amigos a bailar, pero nunca volvieron porque los cinco jóvenes murieron en un accidente en la ruta provincial 23, a la altura de la localidad santafesina de Suardi, a kilómetros del límite con Córdoba. 

Lo chicos se conducían ayer a la mañana en un Fiat Palio cuando chocaron contra un colectivo en la zona oeste de Santa Fe. El accidente se produjo justo en la intersección de la ruta y la calle Córdoba, en el ingreso a Suardi.

Las víctimas –oriundas de la localidad santafesina de San Guillermo– regresaban de Morteros hacia sus hogares. Habían pasado la noche en un boliche de esta ciudad cordobesa y a la madrugada emprendieron el retorno.

Antes de impactar contra el colectivo, el auto chocó de atrás a un remise Volkswagen Gol que aguardaba en la banquina para girar hacia el pueblo y ahí fue cuando se desvió hacia la mano contraria.

Tanto la mujer que conducía el remise como la pareja que llevaba el chofer del colectivo y los cinco pasajeros resultaron ilesos.

“Estoy trabajando acá en la planta Verónica (lácteos), y a unos 200 o 300 metros, los chicos, que son de San Guillermo, venían de la confitería de Morteros. Perdieron el control del auto y se dieron de frente contra un colectivo de Transporte Morteros”, contó un testigo del hecho a la radio Cadena 3. 

El hombre aseguró que “quedaron destrozados adentro del auto”.

El hecho sucedió en cuestión de minutos, cuando al despistar de la ruta se incrustó de frente con el colectivo. La noticia enlutó a San Guillermo, que está a unos 40 kilómetros con el límite de Córdoba. 

Otro caso dramático sucedió ayer en Villa de Soto, donde fallecieron dos chicos que también protagonizaron un choque frontal. 

El accidente se produjo a las 4.30 de la madrugada, cuando los adolescentes, de 15 y 16 años, se conducían en una moto que impactó con un Renault Megane. 

Al igual que en el caso de los chicos de San Guillermo, estos dos adolescentes murieron en el acto por el fuerte choque con el auto en la calle 25 de Mayo, pero en sentido contrario. 

El auto habría doblado a la izquierda hacia la ruta 38, lo que ocasionó el accidente.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo