?>
Policiales

"Si querés salir, terminá de limpiar el baño"

En broma, un empleado de limpieza encerró en el baño a un cliente en una estación de servicios en Capital Federal. Lo dejó salir al cabo de unos minutos, pero el cliente lo denunció y ahora lo acusan por "privación ilegítima de la libertad". 

Un empleado de limpieza de una estación de servicios de Capital Federal quedó acusado del delito de "privación ilegal de la libertad“ por haberle realizado una broma de mal gusto a un cliente que le pidió pasar al baño y al que dejó encerrado por algunos minutos.

El insólito episodio -y su derivación judicial- ocurrió tiempo atrás cuando "Pedro Horacio Lara se hallaba abocado a la limpieza del baño de la estación de servicios donde trabaja y Erick Jamil Zurita Luizaga le pidió permiso para que lo dejara entrar" al baño, de acuerdo con la causa.

"Así, cuando la víctima quiso salir, notó que la puerta estaba cerrada con llave, oportunidad en la que escuchó al encausado decir 'si querés salir, terminá de limpiar el baño', burlándose, para abrirle a los pocos minutos“, relata el fallo.

El cliente se ofendió por el chiste y presentó la denuncia. Ahora, la Sala Quinta de la Cámara del Crimen entendió que "se discute si lo narrado encuadra en la figura básica prevista en el artículo 141 o en la agravada del artículo 142 bis del Código Penal“.

El artículo 141 determina que "será reprimido con prisión o reclusión de seis meses a tres años; el que ilegalmente privare a otro de su libertad personal“, en tanto que el 142 bis dispone que "se impondrá prisión o reclusión de cinco a 15 años, al que sustrajere, retuviere u ocultare a una persona con el fin de obligar a la víctima o a un tercero, a hacer, no hacer, o tolerar algo contra su voluntad“.

Los camaristas Mirta López González, Ricardo Pinto y Mauro Divito consideraron que "no se advierte, de momento, de los dichos del denunciante, que el encerramiento que se le endilga a Lara haya sido llevado a cabo con violencia o amenazas, ni con la finalidad coactiva que exige la figura agravada“.

"La acción aparecería como consecuencia de un enojo y a modo de burla hacia el damnificado, más aún, al haberlo dejado salir en un breve lapso“, añadieron.

La causa quedó bajo investigación de la jueza en lo Correccional Ana Díaz Cano, que decidirá si sigue adelante con el procesamiento del empleado de la estación. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo