?>
Policiales

Se entregó el jefe de Drogas prófugo

Se trata de Gastón Bustos, encargado de la brigada de Traslasierra. Se investiga si participó del robo de 30 kilos de marihuana secuestrados.

El martes, en coincidencia con el levantamiento del secreto de sumario que pesaba sobre el expediente judicial más caliente de Córdoba, Gastón Bustos, el jefe de la brigada de Drogas Peligrosas de Traslasierra, se entregó y dio por finalizado cuatro días de búsqueda, los días que permaneció prófugo. Bustos es el policía sospechado de haber participado en un robo de 30 kilos de marihuana secuestrados en Cura Brochero, cuya maniobra para ocultar el delito habría sido enviar a la Justicia federal una cantidad similar de alfalfa envuelta como si se trataran de ladrillos de ese estupefaciente.

Con Bustos, son seis los policías tras las rejas: Rafael Sosa, quien era jefe de Lucha contra el narcotráfico; Alfredo Saine, jefe de brigadas en Capital; Fabián Peralta Dáttoli y Franco Argüello, oficiales de esa dependencia, y Mario Ossorio, quien actuaba como jefe de seguridad del boliche Palmira. También está imputado, pero en libertad, el comisario mayor (retirado) Mario Nieto.

La Justicia federal investiga una serie de presuntos delitos que habrían cometido policías de Drogas, en una megacausa que se inició el 22 de julio último pasado, cuando Juan “el Francés” Viarnes testificó contra esos y otros policías.

El martes, el abogado de Sosa se quejó porque el fiscal Senestrari le dio entidad a la declaración de “un estafador”, como definió a Viarnes. Es parte de una estrategia que busca despegar al jefe de Drogas (licenciado) de cualquier delito e impugnar los dichos del agente encubierto ilegal Viarnes.

Según el abogado de Rafael Sosa, su cliente le dijo que Viarnes aportó tres o cuatro datos de delitos narcos, “la mayoría de estos certeros”. Trata así de acotar el rol de Viarnes al de un “buchón”, un informante; mientras que el fiscal Senestrari sostiene que Viarnes era un agente facilitador que actuó ilegalmente: sin control judicial.

Cuando el escándalo se desató, el por entonces jefe de Policía Ramón Frías dijo que la fuerza no tenía vínculos con Viarnes, pero el exministro de Seguridad Alejo Pares aseguró que “el Francés” había aportado información en ocho o nueve casos. Senestrari dijo siempre que eran “muchas más” las causas en las que Viarnes aparecía como agente encubierto trucho.

DLS. El martes, después de varios días, el gobernador De la Soya volvió a aparecer en público, pero dijo que no opinaría sobre el escándalo.

Megacausa:

»30 kilos de alfalfa "pura". En octubre de 2012, la Policía de Córdoba encontró de casualidad una valija conteniendo unos 30 kilos de marihuana: estaba en el taller mecánico del padres de Sergio Molé. Éste quedó detenido. El responsable de guardar la droga fue el policía Gastón Bustos, de Drogas de Traslasierra.

»La causa, a Senestrari. El caso Bustos entra en la megacausa del fiscal Enrique Senestrari en la que están detenidos otros cinco policías, incluyendo a Rafael Sosa, exjefe de Lucha contra el Narcotráfico. Ayer se levantó el secreto de sumario y los abogados defensores tuvieron acceso al expediente.

----------------------------------------

Sosa quiere despegarse. “El comisario Rafael Sosa era director de Lucha contra el Narcotráfico, no estaba en la calle. Él se enteraba de los procedimientos por una vía indirecta, a través de informes, ya que no participaba de estos”. Esta parece ser la estrategia que ayer adelantó el nuevo abogado defensor de Sosa, Gustavo Franco, quien anticipó que el alto jefe policial detenido pidió ampliar su declaración ante el juez federal Ricardo Bustos Fierro.

“Quiere aportar más elementos que permitirán demostrar su inocencia. Hay datos que no le parecieron importantes y sí lo son”, explicó Franco.

Franco intenta atacar la imputación del fiscal Senestrari. “Como están atribuidos, los hechos (delictivos) no existieron, menos para mi cliente (por Sosa). Quizá existieron otros hechos, pero el comisario Sosa no participó. Aunque hay otras personas que quizá sí”, dijo el abogado defensor.

-------------------------------------------

Tribunal pide una fiscalía especial. Por “la gravedad institucional generada a partir de los faltantes de drogas, elementos secuestrados y las investigaciones por la supuesta vinculación de policías de Drogas Peligrosas de la Policía de Córdoba en actividades de narcotráfico”, el Tribunal Oral Federal Nº2 de la ciudad de Córdoba pidió a la procuradora General de la Corte, Alejandra Gils Carbó, que intervenga.

“Hacemos presente que esta situación no es nueva ya que este Tribunal Oral Federal denunció hace aproximadamente tres años una situación similar (en) una causa judicial donde se secuestraron aproximadamente 13 kilogramos de cocaína y llegaron a nuestro tribunal para juicio oral y público sólo 8,5 kilogramos”, recordaron los jueces Carlos Lascano, José Pérez Villalobo y Fabián Asís (foto), quienes firmaron el pedido a la jefa de los fiscales federales en todo el país. La droga de la que hablan los jueces fue secuestrada el 2 de febrero de 2009 y recibida por la Justicia federal el 14 de abril de ese año.

A pesar de este pedido, el fiscal Senestrari manifestó el martes su oposición a que le saquen la causa.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo