?>
Policiales

¿Profanaron el cadáver de un niño para un rito satánico?

Miramar. Es por el resultado de la autopsia, que determinó que el cadáver había estado en temperaturas muy bajas. Aún no lo identificaron.

El misterio por el cadáver descuartizado de un niño (o niña) hallado cerca de Mar del Plata sumó un nuevo elemento: los peritos confirmaron que el cadáver fue congelado antes de ser mutilado, por lo que se presume que la fecha de la muerte podría datar de tiempo atrás, y no de los últimos 10 días, como se supuso en un primer momento.

Con ese dato, sumado a que las amputaciones de las cuatro extremidades y las ablaciones de todos los órganos, se fortalece la hipótesis de que el cadáver podría haber sido profanado, de una morgue o cementerio, para ser utilizado en ritos satánicos o para trasladar en su interior droga, indicó el portal 0223.com.ar.  

A los forenses les llamó la atención los cortes y suturas que presentaba el cadáver del niño aún no identificado, por lo que se sospecha que el autor tiene algún conocimiento de la práctica médica.

Los peritos que trabajaron en la zona del hallazgo habían anticipado sus sospechas respecto de que las mutilaciones no coincidirían con el tiempo del cadáver, y que éste habría sido sometido a bajas temperaturas propias de los congeladores que se utilizan en las morgues, informó el diario La Capital de Mar del Plata.

Ante esto, podría relativizarse la fecha de la muerte el niño, lo que dificultaría la identificación: por la falta de huellas de extremidades no es posible obtener huellas digitales; y la ablación de órganos genitales impiden determinar el sexo de la criatura. Los investigadores tampoco minimizan otro dato llamativo: nadie reclamó en estos días por un niño de esa edad desaparecido, por lo que la hipótesis de que el niño descuartizado “ya estaba ausente” al momento de profanarlo.

La fiscal Ana María Caro, a cargo de la causa, ordenó cruzar las llamadas, mensajes y ubicaciones de los celulares en las zonas donde apareció el cadáver, desde los días antes al hallazgo. Espera algún dato que le permita tirar para desenredar el ovillo.

El martes, un ciclista halló el cadáver mutilado de un niño a 20 metros del arroyo La Totora, por ruta 11, en el tramo que une las ciudades balnearias de Mar del Sur y Miramar, cerca de Mar del Plata.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo