?>
Policiales

Procesaron con prisión preventiva a madre de niña violada y asesinada en San Luis

La jueza que instruye la causa sostuvo que le resulta "inentendible que la madre, por los signos de abuso detectados, no haya sabido de ellos".

La madre de la niña de 12 años violada y asesinada en San Luis fue procesada este jueves con prisión preventiva en la causa que investiga el crimen por el que está detenido el padrastro de la víctima, informaron fuentes judiciales. 

La mujer, llamada Carina Di Marco, fue trasladada al Servicio Penitenciario de la provincia tras la decisión de la jueza que instruye la causa, Virginia Palacios, que la consideró partícipe necesario del delito de "abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, por la calidad de guardador y por el aprovechamiento de la situación de convivencia preexistente". 

La abogada de la madre de la niña, Karina Mantelli, dijo tras el procesamiento que "con esto le alcanza a la justicia para procesarla y dictarle la prisión preveniva, en su momento veremos si alcanza para condenarla".

"La jueza no hubiese ordenado la detención si no tenía elementos", manifestó en declaraciones a Crónica TV, y advirtió que la niña era víctima de "toda la clase de abusos que se puedan imaginar". 

La jueza, reportaron medios locales, sostuvo que le resulta "inentendible que la madre, por los signos de abuso detectados, no haya sabido de ellos" y destacó el valor que tiene para la causa la declaración de dos mujeres que fueron docentes de la niña cuando vivía en la localidad de Palmira, en la provincia de Mendoza. 

La madre de la niña Florencia Di Marco se negó ayer a declarar en la indagatoria requerida por la jueza que investiga el crimen, por el que está detenido el padrastro de la víctima, Lucas Gómez. 

La niña fue hallada muerta el 23 de marzo en la localidad sanluiseña de Saladillo tras permanecer desaparecida desde el miércoles anterior a esa fecha. 

La autopsia reveló que fue violada, asfixiada con un lazo y arrojada sin vida debajo de un puente de esa localidad, ubicada a 43 kilómetros de la capital. 

El perito a cargo de la autopsia, Ricardo Torres, ratificó que la niña "sufrió una muerte por asfixia por estrangulamiento, con violencia, y presentaba signos de abusos previos" y aseguró que "las muestras en el cuerpo revelan que sufrió un verdadero calvario y que fue sometida reiteradamente". 

Según las pericias, la niña fue asesinada el miércoles, día en que el padrastro realizó la denuncia de la desaparición, mientras el martes su madre había dado a luz en la maternidad local y se encontraba internada. 

Carina Di Marco fue detenida por los abusos que sufrió la niña en episodios anteriores al asesinato, para lo cual fue clave el testimonio de las dos maestras de la localidad mendocina de Palmira y del entorno familiar. 

Las docentes dijeron que advirtieron a Di Marco que su marido "habría manoseado" a la niña, ante lo cual la mujer, según esos testimonios, minimizó la situación y manifestó que su hija "era mentirosa" y su marido un "buen padre".

Sumate a la conversación
Seguí leyendo