?>
Policiales

Preocupante informe social de la UCA sobre la venta y consumo de drogas

Según la Universidad Católica Argentina (UCA), los barrios con mayor condición de vulnerabilidad fueron los más afectados por este flagelo. Mirá adjunto el informe completo.

La venta de drogas en los barrios se incrementó un 55% entre 2010 y 2015, en particular en los que afrontan condiciones de vulnerabilidad social, reveló este jueves un informe sobre el narcotráfico y las adicciones de la Universidad Católica Argentina (UCA).

El estudio comparativo determinó también que el registro de la venta de drogas es mayor en los barrios con falta de presencia policial, en los que creció de 35,2% a 55,8% en igual período. El segundo informe del Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones en la Argentina advirtió que la venta de drogas en los barrios se incrementó de 30,2% en 2010 a 46,8% en 2015, llegando este reconocimiento hasta más del 80% en villas y asentamientos precarios.

El informe fue presentado este jueves en la sede universitaria de Puerto Madero por el rector de la UCA, monseñor Víctor Manuel Fernández, el investigador jefe del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA), Agustín Salvia, y otros investigadores de la UCA.

El registro de venta de drogas creció en todos los tipos de barrio, dado que mientras para los de nivel socioeconómico medio alto fue cercano a un 25%, para el nivel bajo-vulnerable y en villas y asentamientos osciló entre 40,2% y 79,9% en el período, con un pico del 84,1% en 2014.

Más en Buenos Aires. Según el estudio, este reconocimiento es más alto en regiones urbanas de mayor concentración de población, en particular en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que pasó de 28,6% en 2010 a 44,9% en 2015, y en la región Pampeana, donde se incrementó de 35,8% a 52,9% en igual período. También en el NOA, donde el aumento fue de 31,4% a 48,9%, y en el NEA, de 23,6% a 46,2%.

El estudio determinó que las adicciones severas constituyen un problema en el 3,4% de las familias urbanas del país y estableció que el consumo problemático del alcohol es el principal flagelo en las familias (2,5%), seguido de la adicción a las drogas ilegales, que se registra en el 1,9% de los hogares urbanos.

En este sentido, sólo en el 26% de los hogares con problemas de adicciones alguno de sus integrantes dice estar actualmente bajo tratamiento. El informe reveló, además, que el 43,7% de los jóvenes de entre 17 y 25 años de asentamientos informales del conurbano bonaerense admitió haber consumido sustancias ilegales alguna vez en la vida, el 27,3% en los últimos 12 meses y un 22,1% alguna vez en los últimos 30 días.

Asimismo, el 80,3% de los jóvenes de este rango de edades respondió haber consumido alcohol alguna vez en la vida, 57,4% en los últimos 30 días, un 35,6% varias veces a la semana y un 11,3% reconoció tener un consumo problemática de bebidas alcohólicas.

La UCA advirtió que el estudio particular de los jóvenes de asentamientos informales del conurbano bonaerense da cuenta de la mayor vulnerabilidad de ese sector frente al avance del narcotráfico y las drogas en los barrios, dado su particular contexto de exclusión social y la ausencia de un Estado protector.

"Este avance se expresa no sólo en los altos niveles de prevalencia y consumo problemático de diferentes sustancias psicoactivas, sino también en el aumento del tráfico y la producción de diferentes tipos de drogas (pasta base), el registro por parte de los jóvenes de una colusión político-policial y la falta objetiva de instituciones públicas de asistencia y protección", precisó.