?>
Policiales

Policía mató a un joven de 18 años en Carlos Paz

Ocurrió durante un control vehicular. Dos efectivos quedaron demorados.

En la madrugada de este miércoles, un joven de 18 años murió en un confuso episodio ocurrido en Villa Carlos Paz. Un policía fue quien tiró el disparo letal, luego de que la víctima evadiera un control policial con su motocicleta.

El hecho tuvo lugar a las 2.30 en la esquina de Alem y Los Gigantes. Allí, según la información oficial, dos efectivos solicitaron a dos hombres que iban en una motocicleta que se pararan durante un control vehicular. Ante el pedido, la moto aceleró y “casi embistió al personal policial”, indicó una fuente a La Voz.

Según la versión de la Policía, se escuchó una “detonación” que provenía de la moto, tras lo cual uno de los policías –Rodrigo Belardo Bustos- “repelió la acción” e hirió con su arma reglamentaria al conductor de la moto mientras que el otro efectivo se tiró al piso.

La víctima fatal fue identificada como Franco Enrique Amaya, quien fue trasladado al Hospital Municipal Sayago donde murió a los minutos de ingresar. El hombre que viajaba con él en la moto quedó detenido.

Por otra parte, dos policías fueron demorados por lo sucedido, según especificó el fiscal Gómez a radio Mitre Córdoba.

La madre de Amaya, identificada como Laura Cortez, dijo a Mitre que su hijo era un joven que trabajaba, estudiaba y que no tenía antecedentes ni estaba armado. “No andaba armado, no tiene antecedentes, trabaja, estudia”, manifestó y añadió que su hijo viajaba en la moto con su primo, quien “está bien”.

El primo de Franco, llamado Agustín, dijo que al acercarse a los policías se quedaron sin frenos. “Un metro antes que llegáramos nos hace seña, no teníamos freno, Franco empezó a hacer los rebajes. Yo le hacía seña que no disparara, que no teníamos frenos”, manifestó.

 “Disparó sin ninguna razón, no pensó en nada. Le hacía seña yo con la mano y disparó al lado. Mi primo empezó a agonizar en el hospital. Quería traerlo en la moto en lo que sea y no me dejaban, me decía, no, si ahí viene la ambulancia”, dijo Agustín.

La víctima fatal trabajaba en un lavadero y estudiaba peluquería. Ambos iban al boliche Molino Rojo.

Hasta el momento no se informó del secuestro de arma de fuego que no sea la reglamentaria de los policías. Tampoco se encontraron rastros de tiroteo o persecución policial.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo