?>
Policiales

Piden procesar a 12 por lavar dinero de prostíbulos del Centro

Se calcula que cada noche la red que los "administraba" recaudaba un promedio 14.600 dólares.

La Justicia volvió a poner en foco a los hermanos Fabio y Daniel Barey –quienes supieron explotar numerosos prostíbulos en el centro de la ciudad– y a su “círculo cercano”, una decena de personas que están acusadas de ser los testaferros de los bienes comprados con el dinero generado por la explotación sexual de mujeres.

Esta vez, los 12 están bajo sospecha por el lavado de los activos que la actividad prostibularia habría generado entre 2001 y 2012, cuando, dice el fiscal, “se dedicaron a la trata de personas agravada y a la explotación de cinco prostíbulos ubicados en el centro de la ciudad de Córdoba.

Los hermanos Barey llegaron a juicio acusados de trata de personas, pero el Tribunal Oral Federal los absolvió de ese delito, imponiéndoles una pena menor por violaciones a la ley de profilaxis. Sin embargo, la Cámara Nacional de Casación Penal revocó la absolución, por lo que deberán ser juzgados nuevamente. Ahora se les suma este pedido de imputación por lavado, que incluye a las 10 personas que estaban a cargo de los prostíbulos ubicados en la zona de las calles La Rioja y Tucumán.

De acuerdo a la acusación del fiscal, los imputados mantenían un nivel de vida incompatible con sus ingresos registrados. “Actuaban como ‘testaferros’ o ‘prestanombres’ de Fabio Ricardo Barey y Daniel Alejandro Barey, adquiriendo y transfiriendo simuladamente bienes inmuebles y vehículos con dinero que proporcionaban los hermanos Barey proveniente de su actividad ilícita”, informó el Ministerio Público Fiscal.

“El denominador común en cada uno de los casos era la entrega –por parte de los hermanos Barey– de dinero proveniente de la actividad ilícita para que los imputados los apliquen a la adquisición de inmuebles o vehículos automotores, simulando de este modo que la operación era para sí, cuando en realidad el objetivo era ocultar la verdadera participación de Fabio Ricardo y Daniel Alejandro Barey en la transacción”, sostuvo el fiscal Enrique Senestrari.

De las escuchas y las pericias surge que los cinco prostíbulos de los Barey habrían generado en septiembre de 2011 una ganancia estimada en 63 mil pesos la noche, algo así como 14.600 dólares según la cotización de ese mes.

“La ganancia así obtenida era invertida por los Barey en diferentes bienes materiales: automóviles, inmuebles y otros negocios que de manera sistemática ponían a nombre de terceras personas, ya sea unidos a ellos por un vínculo sanguíneo (...) o unidos por el vínculo de amistad o familiaridad”, remarcó Senestrari.

Faraón era la base de operaciones.

Senestrari pidió el procesamiento de Fabio Ricardo Barey, Daniel Ricardo Barey, Selva del Valle Ceballos, Mafalda Edith Ceballos, Marcelina Nora Ceballos, Marcela Cristina Andino, Carolina del Valle Rojas, Dario Marcos Peralta, Fabián Ariel Peralta, Marcos René Alberto Romero, Graciela Mabel González y Brenda Yanet Artaza. También requirió que se declare la rebeldía y se ordene la captura de Marcela Elizabeth Guzmán, quien pese a las reiteradas citaciones nunca se presentó a brindar declaración indagatoria.

“Así, los nombrados, formando parte del entorno de los hermanos Barey, desplegaron estas actividades que permitieron encubrir el origen del dinero obtenido de manera ilícita, dándole apariencia legítima al integrarlo al sistema económico legal”, afirmó Senestrari.

Asimismo, pidió el decomiso de los bienes "mal habidos", entre los que se encuentran 11 inmuebles ubicados en la provincia de Córdoba.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo
Cache generated by MODULE Static Page Cache at 20/03/2017 | 19:41:36 url:/node/374305?rc=1