?>
Policiales

Para frenar la violencia de género, 300 botones antipánico

Durante febrero, el Gobierno y la Justicia repartirán los localizadores con GPS a víctimas de este flagelo en la ciudad.

Siguiendo el orden de un listado que elaborará la Justicia provincial, en los próximas semanas comenzará la distribución de 300 botones antipánico que la Provincia adquirió, según anticipó el viernes Daniel Passerini, ministro de Desarrollo Social.

“Ya concluyó la licitación pública para la provisión de este mecanismo y en las próximas semanas se empezará a entregar en función del listado de mujeres en riesgo que proporcione la Justicia provincial”, dijo Passerini tras la inauguración de sesiones de la Legislatura, marco en el cual De la Sota anticipó la puesta en marcha del programa “Salva” (Sistema de Alerta para Víctimas de Violencia Familiar).

Se trata de 300 botones que serán distribuidos a víctimas que vivan en la ciudad de Córdoba. La idea del Gobierno es aceitar el servicio en el primer semestre de este año, y después de julio replicarlo en el interior, donde más casos de femicidios se registraron durante 2012.

El aparato es un localizador con tecnología GPS. Cuando la víctima de violencia de género toque el “SOS”, una alarma sonará en el 101 de la Policía. En el call center habrá dos cabinas para registrar estas alertas.

Esta tecnología es desarrollada por la empresa internacional Queclink.

“Este mecanismo preventivo, que se presenta más comúnmente como ‘botón antipánico’, busca disminuir la reincidencia de situaciones violentas y se suma a las acciones de asistencia integral para la protección de los derechos de las mujeres y los niños y niñas que nuestro Gobierno brinda”, dijo De la Sota ayer ante los legisladores.

Esta vez no se informó cuánto dinero demandará poner en marcha el programa. En octubre último, el Gobierno provincial difundió que el costo por equipo rondaría los mil pesos, más un canon de unos 15 pesos mensuales por el servicio.

“El diagnóstico es dramático y hay que hacerle frente: en los dos últimos años cientos de mujeres y niñas fueron asesinadas en el país por violencia doméstica en contra de las mujeres”, dijo De la Sota ayer al confirmar el plan preventivo.

También detalló que durante 2012, en toda la provincia, fueron 8.400 los llamados en el centro de denuncias por violencia doméstica, de los cuales 927 se transformaron en causas judiciales.

“Como Estado acompañamos a nuestras mujeres, les tendemos una mano para enfrentar juntos este drama. Y que los violentos sepan que ellas ya no están solas”, remató De la Sota en su discurso ante la Unicameral.

El año pasado hubo un femicidio cada 22 días, siendo 33 años la edad promedio de las víctimas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo