?>
Policiales

Otro abogado preso en la Megacausa

Un exprocurador de varios municipios de Punilla habría “vendido” lotes usurpando su antiguo cargo: está en Bower.

A una década de iniciada, la Megacausa del Registro de la Propiedad no deja de acumular presos: ahora, el abogado Alejandro Véliz Compagnucci –quien “reemplazó” en Punilla a una piezas clave de la esta estafa, Guillermo Piñeiro– se sumó al pabellón que en Bouwer tienen los implicados en este caso. 

La semana pasada, el fiscal de Cosquín, Martín Bertone, dispuso la detención del abogado, quien ya estaba imputado en la misma causa. En esta oportunidad, el fiscal sospecha que el abogado vendía por cuenta propia terrenos con deuda municipal, haciéndose pasar por procurador de varios municipios de Punilla. 

“Sin ser procurador municipal, porque el poder que alguna vez tuvo le fue revocado por las municipalidades de la zona, cobraba deuda a los morosos o ‘vendía’ la deuda del lote a terceros, quienes tenían la expectativa de generar una posesión del terreno en cuestión”, explicó a Día a Día el fiscal Bertone. 

La investigación judicial que llevó al abogado a la cárcel comenzó hace algunas semanas, cuando intendentes detectaron que el exprocurador de Punilla habría vendido (de manera fraudulenta) lotes con deudas. 

Sin ser parte de la estructura del condenado Guillermo Piñeiro, Véliz Compagnucci había suplantado año atrás al primero, quien está preso. 

La lupa judicial está sobre Véliz Compagnucci desde fines de 2013. Hace más de dos años, las municipalidades de Villa Giardino, La Cumbre, Valle Hermoso y Bialet Massé se quejaron a la Justicia provincial por la demora en autorizar los remates de los lotes con deuda de tasas. 

Lo curioso es que Véliz Compagnucci, siendo procurador de esos municipios, habría sido el mismo que comercializaba los lotes por fuera del sistema judicial, demorando los remates. “Los mismos intendentes que reclamaban a la Justicia por supuesta inacción con los remates habían designado a Véliz Compagnucci como procurador”, explicó el fiscal. 

Luego de aquella primera denuncia, el abogado dejó de ser el procurador, pero habría seguido operando como tal; presunta conducta que lo llevó a la cárcel. “Al aparentemente reiterar la estafa por la que está imputado, se considera que hay peligrosidad procesal (es decir que puede entorpecer la investigación o fugarse), por lo que ordené la detención”, dijo Bertone. 

Los delitos que se le imputan a Véliz Compagnucci son: desbaratamiento de los derechos acordados, defraudación calificada y continuación arbitraria en el ejercicio de la función pública.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo