?>
Policiales

Murió un niño de seis años aplastado por una pileta de lavar

El pequeño tenía seis años y falleció en el acto aplastado por la pileta de lavar de cemento en el patio de su casa en barrio Guiñazú.

Un niño de seis años murió en las últimas horas del domingo en su casa de barrio Guiñazú aplastado por una pileta de cemento usada para lavar la ropa.

Maximiliano Crespín Roldán jugaba en el patio de su vivienda cuando por causas que se investigan fue aplastado por el pesado objeto.

Según las primeras conjeturas, el pequeño se habría colgado de la pileta de lavado, que al caer sobre su cuerpo, lo aplastó.

Según los investigadores, el niño murió practicamente en el acto, aunque su madre lo traslado al dispensario de la zona.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo