?>
Policiales

Marco Roldán sigue siendo un misterio

A un año de la desaparición, su familia irá a Chile. Pide activar la búsqueda internacional y mantiene su sospecha en el último que lo vio con vida en el cerro.

Marco es un misterio que aún las autoridades chilenas no han podido develar. Tampoco sus familiares y amigos, que no lo olvidan y lo siguen buscando. El 6 de enero de 2013 el joven cordobés fue visto por última vez por el ciudadano francés Frederic Deltour en el cerro La Cáncana del valle del Elqui, en Chile, y hasta ahora la Justicia y la Policía de Investigaciones (PDI) del país trasandino no comunicó más novedades de su paradero. 

“Ellos siguen apostando al accidente en el cerro y es muy difícil que haya ocurrido eso porque ya pasó tanta gente por ahí, se buscó tanto y no se encontró absolutamente nada”, señaló ayer Candy Guzmán, mamá de Marco.

“Nosotros el mayor interés que teníamos en que entrara la PDI, era por la investigación de que pudo haber sucedido alguna otra cosa”, dijo Guzmán a Día a Día.


“De la última búsqueda que hizo PDI (terminó el 13 de octubre de 2013), ellos quedaron de pasarnos el informe en dos semanas, y ya llevamos prácticamente tres meses y nada”, agregó.

Además, insistió sobre la figura de la última persona que lo vio en el cerro: “Hubiese sido importante saber si el francés no había tenido alguna otra incidencia en la desaparición de Marco. Yo siempre he pensado que el francés pueda tener conexión con alguna secta y a Marco lo pueda tener alguna secta o algún tipo de organización de tráfico de personas, de trata de personas, por distintos motivos”.

Deltour –el francés en cuestión, quien en su país es actor y modelo– contó en una entrevista televisiva que conoció a Marco y a su amigo Mario Olivera el día anterior a que el primero se extraviara. Admitió que se conectaron por tener motivaciones similares. “Nos entendimos enseguida porque a él (Marco) le interesa la meditación y yo soy profesor de yoga y de meditación, él estaba contento de hacer todo eso y de compartir toda esa experiencia”. dijo.


Poco después, Deltour partió de Chile e insistió por correo electrónico a familiares de Roldán con que aquel 6 de enero había sido la última vez que vio al joven desaparecido.


Por fuera. La familia de Roldán tiene la esperanza de que el joven esté viajando por Latinoamérica, sin embargo no cree que todos los esfuerzos de la investigación estén puestos en la búsqueda internacional y pide que así sea. 

En el mes de septiembre pasado, un pastor evangélico chileno se comunicó con la familia de Roldán y aseguró haber viajado junto al cordobés desde Ecuador hasta Perú. 

“A mí no me consta que la Justicia chilena esté buscando con respecto a ese dato porque hasta ahora no tenemos nada. Yo inmediatamente llamé a la Policía internacional (Interpol), ahí me contestaron que ellos no podían hacer nada si no tenían orden de Chile. Hablé con (Óscar) Bacovic que es el comisario que está a cargo de la investigación de Marco y él me dijo que ya había informado al Interpol para que buscaran a este señor”.

Misteriosamente, el pastor, quien se encontraba de viaje, no asistió a la cita programada con la madre de Roldán, pese a haberse comunicado con ella dos veces y haber asegurado que anunció a la Policía en la frontera de San Pedro de Atacama que había estado con Roldán.


“Yo no sé por qué motivo este señor nunca apareció cuando llegó el momento de la entrevista”, dijo Guzmán.


“Queremos que la búsqueda no se muera, no se caiga, veremos como la volvemos a activar una vez que volvamos a Chile”, concluyó.

Un año buscando a un amigo perdido
Desde que Roldán desapareció su familia y amigos comenzaron a buscarlo y a pedir a las autoridades que no abandonen el caso, recorrieron kilómetros, realizaron rastreos, campañas internacionales y el próximo viernes 10 de enero a las 19.30 frente al Patio Olmos se volverán a juntar para que la gente “no se olvide”. 

“Queridos Amigos, pronto se cumple un año sin Marco y creo que estaría buenos si quienes estamos en Córdoba nos podemos juntar y volver a llamar un poco la atención de los cordobeses, recordarle a nuestra comunidad que aún esperamos a Marco”, publicó Miguel Acuña, uno de sus amigos en el foro de búsqueda en Facebook.

Por otro lado, Mario Olivera, quién estuvo con Roldán en el valle del Elqui dijo ayer que “no hay día en que no piense qué pasó” con su amigo.


Además dejó un mensaje a Día a Día para los habitantes del país trasandino: “Ni Marco, ni su gorra, ni sus zapatillas, ni su mochila, ni su botella, ni su riñonera, nada, hace un año buscamos una pista. Carabineros, Ejército, bomberos, rescatistas, andinistas, pueblerinos, PDI, familia y yo hemos subido a ese cerro. Chile, ¿dónde está Marco Roldán?”, dijo.

Cronología

Lo vieron por última vez. El domingo 6 de enero Marco, su amigo Mario Olivera y Frederic Deltour subieron al cerro La Cáncana. Olivera regresó por cansancio, Deltour bajó después y Roldán decidió seguir para tomar fotos.

Inician la búsqueda. Días después de la desaparición un grupo de rescate local inició la búsqueda. Luis Roldán, padre de Marco, solicitó ayuda al entonces presidente chileno, Sebastián Piñera, a través de medios televisivos de ese país. Hubo marchas en Córdoba.

Reconocido en Ecuador. En septiembre de 2013 un pastor evangélico chileno se comunicó con la familia de Roldán. Dijo que viajó junto a él en Ecuador y que se despidió del joven en Piura (Perú). Amigos de Marco fueron hasta allí, pero no hallaron información.

Investigan una prenda. El 13 de octubre terminó la última búsqueda en el cerro La Cáncana. La Policía halló una prenda de vestir con rastros de lo que podría ser sangre humana. Los análisis de ADN aún no han sido informados.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo