?>
Policiales

La hora de la verdad por el femicidio de Romina Cisterna

Comienza el juicio por la violación y asesinato de la chica, ocurrido en diciembre de 2015 en Santa Rosa de Calamuchita. El único acusado se enfrenta a la pena máxima.

La pequeñísima Santa Rosa de Calamuchita, a unos 100 kilómetros de la ciudad de Córdoba, se vio alterada en diciembre de 2015 con la violación y asesinato de Romina Cisterna (22), una chica que volvía a su casa tras un boliche y fue emboscada.

Según la acusación judicial, Leonel Maximiliano Rivero (21) conocía a Romina y se escondió con la intención de atacarla sexualmente, cosa que hizo previo a matarla a golpes. "Robo, violación y homicidio criminis causae (que mató para ocultar otro delito)" es la imputación que pesa sobre Rivero, quien este martes será juzgado con jurados populares en la Cámara del Crimen de Río Tercero, precisó Tribuna Digital.

El acusado se enfrenta a la única pena de prisión perpetua, en un proceso que será seguido de cerca por la gente de Santa Rosa, donde la chica vivía.

Romina fue asesinada a golpes en la cara y la cabeza el domingo 6 de diciembre por la madrugada, a una cuadra de su casa. Acababa de salir de un conocido boliche de la zona y había vuelto caminando sola, ya que había amanecido y su domicilio quedaba cerca.

La principal hipótesis de los investigadores es que se resistió a un ataque sexual y fue muerta con un palo o una piedra.

Hubo marchas en Calamuchita para exigir justicia por el femicidio de Romina.

Aquella misma mañana, Rivero llegó a su casa "con la ropa rasgada y con sangre", según los investigadores policiales. Su propia madre lo vio llegar en ese estado, lavar las prendas y poco después salir con un bolso.

No se volvió a saber de él ni se lo encontró en sus lugares habituales, hasta que dos días después fue localizado en Catamarca. Una comisión viajó desde Córdoba hacia la vecina provincia para traerlo.

Una versión, que probablemente surja en el juicio, indica que la noche del crimen Rivero se acercó a la víctima en el boliche, pero ella no le prestó atención y él se retiró antes con el propósito de emboscarla cuando ella volviera a su casa.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo