?>
Policiales

Hieren a tiros a cinco chicos de entre 10 y 14 años en una pelea de bandas

Los menores estaban en una canchita de Rosario, a punto de comenzar un partido de fútbol, cuando estalló la pelea entre las barras: uno iban en auto y otros respondieron desde una casa.

Cinco chicos, de entre 10 y 14 años, estaban a punto de comenzar un partido en una canchita de un barrio de Rosario cuando quedaron atrapados en un demencial enfrentamiento a escopetazos entre dos bandas que arrastran una prolongada disputa en la zona.

Según testigos, la lluvia de perdigonadas se desató cuando un auto pasó por la barriada y uno de los ocupantes exhibió un arma de fuego. El gesto intimidatorio fue respondido desde una casa con disparos de escopeta.

Los nenes salvaron sus vidas de milagro a pesar de que fueron alcanzados por un vendaval de proyectiles.

Tres de los chicos heridos fueron atendidos en el Hospital de Niños Zona Norte y ya les dieron el alta.

Los otros dos recibieron atención médica en otro centro asistencial y también ya están en sus domicilios.

Mientras tanto, el fiscal José Luis Caterina ordenó un operativo de búsqueda de los responsables que incluyó el allanamiento de 15 domicilios.

"Es una situación gravísima que pudo ser trágica, niños arrojados en el piso en medio de un ruido aterrador, con una cantidad de tiros espeluznante", dijo el fiscal Caterina.

"Más allá de que se produjeron detenciones y se secuestraron dos armas en estos casos es esencial que el Estado se muestre inflexible en un marco de legalidad. El que produce un acto de esta temeridad no debe quedar impune", agregó en el diario La Capital.

"Estaban jugando en la canchita cuando pasó un auto. Uno de los que iban en el coche sacó un arma y desde una casa empezaron a tirarle al auto. Los escopetazos reventaron cerca de donde estaban los chicos y los balines les pegaron a ellos", explicó Olga, la mamá de una de las víctimas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo