?>
Policiales

Gendarmería inició la búsqueda de Marco Roldán

Un grupo de Unidades Especiales de Alta Montaña de Gendarmería Nacional inició este miércoles un operativo para buscar rastros del cordobés desaparecido en Chile el 6 de enero de 2013. Sospechan de un francés que lo acompañaba. 

Marco Roldán tenía 29 y trabajaba como analista de sistemas en una multinacional cuando emprendió una aventura en la montaña. El 6 de enero del 2013 partió junto a Mario Olivera, también cordobés, a una expedición al cerro Taras, de 4.200 metros de altura en el valle de Elqui en la región de Coquimbo, al norte de Santiago de Chile.

A su travesía se sumó el francés Frederic Deltur. Según contó a Día a Día, Carlos Nayi, el abogado de la familia Roldán, ascendieron los tres, Olivera se descompensó y bajó, y a las dos horas se llevó la sorpresa de que apareció “el francés” solo, y con argumentos inconsistentes de la desaparición de su compañero. 

El 15 de enero del 2013 se conoció la fotografía tomada a Marco el día de su desaparición por el francés, la última persona que estuvo con él. Hoy este hombre es el principal sospechoso de un hecho criminal, y la familia pide su extradición para someterlo a una nueva indagatoria. 

Nayi explicó que “más allá de los desaciertos en los primeros pasos, cuando dan la voz de alerta, demoraron 12 horas en ascender, lo buscaron por una hora, argumentando que las inclemencias del tiempo colocaban en riesgo la expedición, y volvieron en horas espaciadas. Mientras que según protocolos internacionales, la búsqueda debe ser ininterrumpida porque está la vida de una persona en juego”. De esto se ha valido la querella para hacer el pedido de la incursión argentina en el país vecino.

Hasta febrero de 2016, la Justicia chilena había estado a cargo de la búsqueda del cordobés, pero un pedido desesperado de los padres de Marco y del gobernador Schiaretti, encontró respuesta en el Gobierno argentino. Ese mes se conoció que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich puso a disposición personal y equipos técnicos para reiniciar la búsqueda del joven. Tuvieron que dejar que pase la nieve para comenzar con las tareas de búsqueda de rastros en la jornada del miércoles 4 de enero.

“Yo tengo la convicción de que han sido improlijos en la instrucción y en la búsqueda. La última esperanza está en este grupo de gendarmería altamente entrenado para ir a buscar a un compatriota. Queremos que el contingente que se vino preparando hace meses pueda hacer una tarea prolija y si fracasa, encontrar paz”, sostuvo Nayi. 

Desesperación. Los padres del joven cordobés están en Chile, expectantes del rastrillaje que efectuarán los gendarmes. “Los padres de Marco están en situación económica de quebrante, han abandonado hasta su propia vida para abocarse a la vida de su hijo. Viven más allá en Chile que en Argentina”, dijo el abogado.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo