?>
Policiales

Está muy grave el chico que recibió un balazo en el ojo

Río Cuarto. Un amigo manipulaba un arma cuando se le escapó un tiro. Quedó imputado.

Un adolescente de 14 años, que en la tarde del domingo recibió un balazo en la cabeza, se encontraba ayer en un delicado estado de salud, internado en la terapia intensiva del Hospital San Antonio de Padua. El hecho ocurrió en una vivienda de barrio Alberdi, en la ciudad de Río Cuarto, cuando Matías Bustos estaba con sus amigos.


Eran cinco adolescentes: Matías y cuatro amigos de 16, 17, 19 y 20 años. Manipulaban dos armas de fuego, hasta que una se disparó. Para la Policía, se trató de “un hecho accidental”. Sin embargo, desde la familia del muchacho herido denunciaron que al chico “le pusieron el arma en el ojo y le dispararon”. “Él no participó de ningún juego ni manipulaba el arma”, protestó la tía de Bustos.


El arma que se disparó es un revólver calibre 32 largo, que estaba siendo manipulada por uno de los amigos, de 19 años, identificado como Federico Nicolás Airas.
Los investigadores policiales indicaron a medios locales que los adolescentes manipulaban dos armas de características exteriores similares, “pero una de ellas era una réplica que disparaba balas de cebita”; mientras que la otra era un arma real. Después del disparo, los chicos llevaron a Matías al hospital, a bordo de una moto.


De todos modos, Airas, el muchacho que empuñaba el arma, quedó imputado por homicidio en grado de tentativa.

“Fue a propósito”. Paola Escudero, tía de Matías Bustos, manifestó que a su sobrino “le pusieron el arma en el ojo y le dispararon” y consideró que “fue a propósito”.


Para la Policía, Matías se encontraba junto a un grupo de jóvenes que manipulaban un arma calibre 32, pero según contó la mujer a Telediario Digital, “él había llegado para hablar con otro chico, pero no estaba jugando con ningún arma”. “Estaban jugando los chicos, habían estado gavillando varias veces; pero cuando Matías llega, le ponen la pistola en el ojo y le pegan”, agregó.


Está muy grave. El director del Hospital, Héctor Schiaroli, confirmó que la situación de Bustos “es muy grave”. “Lamentablemente, el paciente sufrió una herida de bala que ingresó por el ojo izquierdo, provocando estallido de glóbulo ocular, atravesó la maca encefálica y luego se arrojó en la parte ósea”, describió. Bustos tiene asistencia respiratoria mecánica con un pronóstico muy reservado.

Bala en el cráneo. El proyectil ingresó por el ojo izquierdo del muchacho, destrozó masa encefálica y quedó alojado en el cráneo

Sumate a la conversación
Seguí leyendo