?>
Policiales

Entró a robar y lo mataron

Un hombre que había entrado a robar una distribuidora de bebidas murió este martes a causa de un disparo. Otros dos fueron detenidos tras un tiroteo, seguido por una persecución en barrio Villa Azalais.

Tres hombres armados y a cara descubierta entraron a robar a la distribuidora de bebidas GyG, ubicada en avenida Alem al 2680. Llegaron a bordo de un auto marca Chevrolet Agile de color blanco.

Una vez en el local, golpearon y robaron teléfonos celulares, billeteras y joyas de algunos de los clientes y del personal de la empresa. Entre tantas personas alborotadas, había un policía de civil en su día de franco, que resultó familiar de una de las personas que trabajan en el comercio y que cuando los delincuentes intentaban darse a la fuga, les dio voz de alto. Luego comenzó un intercambio de balas con los ladrones, de acuerdo a la versión oficial de la Policía. 

Durante el tiroteo uno de los ladrones murió, mientras que los otros dos sujetos que lo acompañaban lograron escapar en el auto. Llegando a las vías férreas, cerca del Estadio Sargento Cabral, dejaron el coche y comenzaron a huir a pie. Sin embargo, los dos lograron ser detenidos. Uno de ellos tenía un disparo en el omóplato y su compañero no tenía heridas. En el auto se recuperó un celular que pertenecía al policía de civil que estaba en el local. Además, la Policía encontró dos armas, una pistola y un revólver calibre 22.

Los vecinos del local escucharon los disparos y quedaron asustados. Un vehículo estacionado frente al comercio quedó dañado por varios impactos de bala.

Mayores. Los tres sujetos que ingresaron a robar a la distribuidora tenían antecedentes y eran mayores de edad.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo