?>
Policiales

El joven acribillado en San Roque era buscado por el asesinato de un policía

Leandro Gabriel Funes (19) tenía pedido de captura por su supuesta participación en el homicidio a balazos del policía Marcelo Oyola, cometido en febrero durante el temporal.

Barrio San Roque amaneció este miércoles con la terrible noticia de que un joven de 19 años ejecutó de siete tiros a otro de la misma edad: seis en las piernas y uno en el tórax.

en Leandro Gabriel Funes fue interceptado en la noche del martes cuando caminaba por avenida Pettirossi al 1.200. Su agresor, que según los investigadores lo había ido a buscar por un presunto "ajuste cuentas", lo acribilló.

Funes quedó en gravísimo estado y su madre lo trasladó al Policlínico Policial, donde murió. Poco después, la Policía atrapó al sospechoso, identificado como Jonathan Pedernera, a quien le incautaron dos pistolas calibre 9 milímetros, según confirmó a Día a Día el comisario inspector Sergio Daniel Olmedo, director de la Zona Oeste.

Pedernera y Funes eran vecinos del barrio. Ambos tenían antecedentes por robos calificados.

Buscado. Funes, además, tenía pedido de captura como sospechoso de participar en el asesinato de Marcelo Oyola, un policía de 30 años que a mediados de febrero fue baleado en barrio Los Granados.

El homicidio de Oyola tuvo la particularidad de que ocurrió en medio de un gigantesco temporal que anegó la ciudad y provocó destrozos y cortes de luz.

Según la versión policial, Oyola fue atacado a balazos por delincuentes que le robaron la motocicleta. Recibió tres impactos desde corta distancia y perdió la vida.

Poco después cayó un sospechoso del crimen: Rodolfo Ernesto Arancibia, de 35 años,  quedó imputado por el presunto delito de homicidio en ocasión de robo, según lo dispuso el fiscal Tomás Casas.

Pero la investigación continuó en busca del supuesto cómplice de Arancibia, y fue así que se llegó a Funes. "Tenía pedido de captura como presunto sospechoso del asesinato de Oyola", confirmó Olmedo.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo