?>
Policiales

Homicidio en Cuesta Blanca: el acusado culpó al diablo

Eso les habría gritado a los policías el joven acusado de decapitar a un hombre en Cuesta Blanca y matar a una mujer en Villa Carlos Paz.

El joven de 24 años detenido este fin de semana en Cuesta Blanca, acusado de decapitar a un hombre de 70 años y de asesinar de un golpe en la cabeza a una mujer y arrojarla al río de Villa Carlos Paz, dijo que "el diablo" le ordenó que cometiera esos crímenes y que seguirá "matando".

"Llévenme detenido, estoy endemoniado. El diablo me dijo que los matara, y tengo que seguir matando si me dejan libre. Voy a seguir matando", habría dicho el acusado, de acuerdo con El Diario de Carlos Paz. Al parecer, al momento de ser arrestado el asesino tenía en su poder la cabeza del hombre decapitado, cuyo cuerpo se encontró a 100 metros de distancia. Se trata de Felipe Salinas (70), propietario de un campo a la vera de la ruta 14 donde se halló su cuerpo.

En tanto, el cuerpo de la mujer, de unos 60 años, fue visto el viernes último por turistas cuando flotaba en aguas del río San Antonio a la altura del balneario Sol y Río de Carlos Paz, a unos 12 kilómetros de donde fue encontrado el hombre decapitado.

La autopsia realizada dio como resultado que esta víctima (que no fue identificada) tenía un fuerte golpe en la cabeza que le ocasionó la muerte.

Ambos crímenes son investigados por el fiscal Gustavo Marchetti de Villa Carlos Paz, que mantiene un estricto silencio sobre lo ocurrido. Por el momento está confirmado que el "endemoniado" es oriundo de San Francisco y sería autor de los dos crímenes. Lo que no estaba confirmado es si las víctimas se conocían o tenían conexión entre sí.

El acusado tenía dinero en su poder que, se cree, había robado al hombre que decapitó. Al parecer, durante su detención no dejó de gritar que el diablo le había ordenado que cometiera los asesinatos. Quedó imputado por robo calificado, robo en grado de tentativa y homicidio en ocasión de robo.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo