?>
Policiales

Dos personas presas por la guerra de bandas en Villa Boedo

Buscan a otros cinco participantes de los tiroteos y daños que obligaron a suspender las clases en la escuela.

Cayeron dos integrantes de la banda de “los Cortez”. Uno se entregó el martes pasado, acompañada por su abogado, y quedó detenido e imputado por el fiscal Pedro Caballero por daño agravado por el uso de arma de fuego y amenazas calificadas.

Al parecer, Maximiliano Cortez, quién se entregó, y Roberto López, detenido ayer por la Policía tras un allanamiento en el barrio, habrían baleado la casa de la familia Suárez, con la que tienen una enemistad declarada.

Además, los detenidos habrían incendiado el auto con una bomba casera y matado al perro de esa familia a balazos. Todo durante la semana pasada.

Estos hechos son investigados para establecer el grado de participación en cada uno de los episodios violentos.

López está imputado por daño agravado reiterado.

Según el fiscal, hechos que no son de suma gravedad, pero que son “elementos para mantenerlos detenidos” y, aunque evitó referirse a si solicitará la prisión preventiva para los detenidos, no descartó que según avance la investigación podría desembocar en nuevas medidas para evitar que sigan las amenazas a los vecinos que denuncian.

Buscados. Las órdenes de captura libradas por Caballero son siete, por lo que todavía hay cinco prófugos por la pelea barrial que cercó la escuela primaria Madre María del Tránsito. Entre los implicados, comentó la fuente, hay personas con antecedentes penales y no descartan que la disputa esté emparentada con el narcotráfico.

De todos modos, Caballero manifestó que por ahora su rol “es investigar los delitos que sucedieron la semana pasada; y el de la Policía, con el comisario Muñiz al frente, el de la prevención.

Las clases, rodeada por policías, seguirán hoy con el acto del 25 de Mayo.

Pedro Caballero -Fiscal- Hay denuncias de vecinos en contra de los detenidos y hay elementos para que sigan detenidos. Mi rol es investigar los delitos de la semana pasada; y el de la Policía, la prevención. No descartamos que los hechos se vinculen al narcotráfico.

Suárez y Cortez, enemigos. En septiembre del año pasado, Villa Boedo estuvo en la mira de la Policía por el enfrentamiento entre las dos familias.

A un pool del barrio, en el que ya estaban “los Cortez”, entraron dos hombres de la banda de “los Suárez” y se armó la pelea que, varias cuadras más allá, terminó con dos heridos de bala.

Según los vecinos, los Suárez tienen aliados en Yapeyú y Maldonado y las peleas involucran drogas, cuentas pendientes por enfrentamientos anteriores y acusaciones mutuas de echarse la Policía encima.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo