?>
Policiales

Dos niños mataron a machetazos

Uruguay. Tienen 11 años y 14 años. Asesinaron a un chico, también de 11. La Justicia consideró que actuaron por odio y con premeditación.

Una de las últimas villas armadas en Maldonado, el municipio uruguayo donde se enclava la paqueta Punta del Este, lleva el nombre del poeta Mario Benedetti. En medio de las casillas de lata y madera, esta semana ocurrió una muerte conmocionante: dos niños asesinaron a machetazos a Jonathan Estela, de 11.

El cadáver de Jonathan apareció la madrugada del miércoles en el fondo de un aljibe de una casa abandonada en este asentamiento con nombre de poeta. Lo encontró uno de los vecinos que lo buscaba desde el mediodía, cuando había desaparecido.

A esa hora, sus dos vecinos lo habían invitado a cazar pajaritos. Llevaban un machete y cuchillos.

Luego, cuando los dos precoces asesinos cayeron, el de 14 declaró que “odiaba” a su víctima y que había “soñado” con la muerte de su vecino.

El diario El País de Montevideo reconstruyó el ataque mortal: los chicos treparon la ladera del cerro donde está el asentamiento hasta una casa de piedra abandonada. Allí, atacaron a Jonathan. El niño pudo escapar de sus agresores tirándose al aljibe. En ese momento éstos le dijeron que todo había pasado y el mayor le dio la mano para ayudarlo a salir. Pero ya afuera, volvieron a atacarlo hasta matarlo. Entonces, lo volvieron a tirar al pozo. Bajaron del cerro como sin nada malo hubiese pasado y se fueron a jugar a la pelota.

Además de planear el ataque, el niño de 11 años le pidió a su hermanastra de 5 años que mintiera: tenía que decir que el niño asesinado había querido abusar de ella. Esa era la “coartada”.

Un paquete de galletitas y dibujitos animados fueron suficiente para que la psicóloga que la interrogó le sacara la verdad.

El papá de la nena la quiere traer a vivir a Argentina porque entiende que en Uruguay está en peligro: fue la testigo clave del estremecedor caso.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo