?>
Policiales

Dos meses presos en Bouwer por un error

Carlos Paz. Hasta la víctima marchó junto a familiares de los jóvenes detenidos pidiendo la liberación.

Verónica Gudiño, víctima de un asalto, marchó hasta la Fiscalía junto a la familia de dos jóvenes albañiles quienes, según presume la Justicia, son los que asaltaron a la mujer. En esta marcha atípica pidieron la liberación de Brian Arias (23) y Alejandro Orellano (23), quienes en breve cumplirán 60 días presos por un delito que no “habrían cometido”.

“Estoy resegura, no tengo dudas de que no son quienes me asaltaron”, dice Verónica Gudiño, quién dijo que declaró ante el fiscal Ricardo Mazucchi luego de que se enteró que habían detenido a Arias y Orellano, dos jóvenes que había visto en fotos que le mostraron, pero que no señaló.

Asaltada. El 7 de marzo, cuando Verónica caminaba cerca del Hospital Gumersindo Sayago, dos chicos que se encontraban sentados en la vereda la asaltaron a mano armada, la golpearon y le robaron sus pertenencias.

“Yo no fui a hacer la denuncia por robo porque pienso que no sirve de nada, sólo fui a hacer la denuncia por el extravío del DNI y me dijeron que tenía que hacer la denuncia, que tenía que colaborar y no me quedó otra que hacerla”, relató la joven.

Durante la denuncia le mostraron una serie de fotografías para que reconociera a sus victimarios, pero en esa oportunidad no logró reconocer a nadie. Sin embargo, hizo una descripción de cómo podían ser las personas que la habían asaltado.

“En la Policía me mostraron las fotos de los chicos que ahora están detenidos, me vuelvo a mi casa y me citan de nuevo a la Fiscalía y me llevan a hacer el reconocimiento, me muestran a los chicos y yo en ningún momento dije: ‘sí es ese’”, contó.

Según su testimonio, a los verdaderos asaltantes los identificó en una foto que le mostró la Fiscalía, pero hasta el momento no hay novedades sobre sus paraderos.

Reclamo. El abogado de los detenidos, Daniel Mazzoccone, aseguró que no existen pruebas firmes que involucren a sus defendidos con el delito que se les imputa.

También aseveró en una entrevista con Carlos Paz Vivo! que “es una terrible injusticia mantener dos meses presos a dos jóvenes por un hecho que no cometieron”.

El viernes pasado, las familias de los detenidos hicieron una marcha de la que participó Gudiño y brindaron una conferencia de prensa frente a la Fiscalía a cargo Ricardo Mazzuchi, el fiscal que ordenó la detención.

Gudiño contó que se sorprendió al enterarse que los chicos seguían detenidos: “Yo declaré que no eran ellos. Además aclaré que en ningún momento recibí ningún tipo de presión de sus familiares para decir esto” dijo Verónica.

“Ninguno de los jóvenes estaba en el lugar del delito en el momento en que éste aconteció. Además, hubo una declaración de la víctima que debería cambiar la situación de los detenidos”, apuntó el abogado.

Los detenidos no tenían antecedentes penales aunque sí contravencionales violatorios del Código de Faltas. El abogado declaró que a pesar de haberlo solicitado, todavía no fue recibido por el fiscal a quien Día a Día intentó contactar sin éxito para esta nota.

............

Eduardo Arias, Padre de uno de los detenidos

"Según (el fiscal Ricardo) Mazzuchi llevaron a mi hijo a Bouwer, lo pasaron para mayor seguridad, que iba a estar bien. Se ve que no está bien, lo mandaron a la facultad de la delincuencia y eso no puede ser".

............

Defensa

Hace una semana la familia logró contratar un abogado. No contaban con suficientes recursos económicos.

...........

Golpes en el penal

Este fin de semana, Eduardo Arias, el padre de uno de los jóvenes detenidos en Bouwer, denunció que su hijo fue golpeado dentro del penal tras hacerse público el caso.

Aún desconocen cómo se dio el hecho en el que Brian Arias terminó con siete puntos de sutura en uno de sus ojos, pero el abogado defensor aseguró que pedirá los informes necesarios para que se esclarezca el caso que puso en riesgo la integridad física de uno de sus defendidos.

“Ahí adentro no está en un jardincito de infantes, lo han mandado a la facultad de la delincuencia y esto no puede ser”, declaró el padre.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo