?>
Policiales

Dos detenidos por el crimen del policía retirado

Habrían participado del violento robo a una carnicería. Uno estaba demorado desde el domingo por una contravención; y el otro fue detenido en barrio cooperativa Los Paraísos. Un prófugo.

Este martes a las 7, con el primer rayo de sol, un equipo táctico del Eter irrumpió en una casa del barrio Cooperativa Los Paraísos y se abalanzó sobre un joven que dormía solo en una cama. Los investigadores policiales habían dado con quien, sospechan, sería uno de los tres ladrones que el viernes último participaron del robo a una carnicería de barrio José Ignacio Díaz 3ª y el posterior asesinato del policía retirado Celso Guzmán.

Para detener al segundo sospechoso no fue necesario el Eter: desde el domingo, estaba detenido por una contravención en la Unidad de Contención del Aprehendido (UCA), un edificio ubicado detrás del Hospital Misericordia.

El tercero permanecía al cierre de esta edición prófugo, aunque identificado.

Los tres tienen poco más de 20 años, antecedentes por delitos contra la propiedad y viven en el mencionado barrio, detrás del Híper Libertad de la avenida Sabbatini, en un sector próximo con el lugar del robo y asesinato: la carnicería Freddy, ubicada en la esquina de Montes de Oca y Diego de Torres, en barrio Corral de Palos (En un principio se informó que era José I. Díaz Tercera sección).

La Policía secuestro una moto negra, marca Honda, que sería la que los tres ladrones usaron el viernes a la noche. Ellos, los tres, llevaban sendos cascos, por lo que sus rostros no fueron vistos. “La moto es un elemento importantísimo para la causa”, advierte el comisario inspector Gabriel Palacio, a cargo de la investigación.

El arma utilizada, una 9 milímetro, no apareció en los allanamientos realizados hasta ahora. Los investigadores tampoco tienen claro cuál de los tres fue quien apuntó y disparó a la pierna de Guzmán, quien murió desangrado.

Guzmán, de 54 años, era un sargento retirado que prestaba de manera particular e informal servicios de seguridad en la carnicería Freddy.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo