?>
Policiales

Dolor y angustia en la despedida de Franco Amaya

Familiares y amigos acompañaron sus restos al cementerio local. Por el presunto "gatillo fácil" hay un policía preso y apartaron al jefe de la Departamental Punilla.

Momentos de conmoción y angustia se vivieron este jueves en la despedida de Franco Enrique Amaya (18), el joven asesinado por un policía durante un control, ayer por la madrugada en Villa Carlos Paz.

El muchacho fue velado en una sala de avenida Cárcano y luego trasladado al cementerio local, en un cortejo al que asistieron familiares y amigos, consignó Carlos Paz Vivo.

Por el presunto caso de "gatillo fácil" se encuentra detenido e imputado por "homicidio calificado" el policía Rodrigo Belardo Busto (25), en tanto que el Gobierno desplazó de su cargo al jefe de la Departamental Punilla, comisario Ángel Costero.

En su lugar asumió el comisario Leonardo Páez Stelmach.

Las autoridades policiales de Punilla ya fueron noticia días atrás, cuando el subjefe de la Departamental, Carlos Destéfani, fue apartado acusado de presuntas irregularidades (habría arreglado su vehículo particular usando recursos de la Fuerza).

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo