?>
Policiales

Dijeron que fue un accidente, pero creen que lo mató su esposa

Parecía que la muerte de un hombre se había dado en el marco de un accidente hogareño con amoladora, pero la investigación concluyó que lo mató su esposa.

Lo que parecía una jugada del destino cambió drásticamente de rumbo, y terminó con una mujer de 65 años detenida, imputada por ser la presunta autora del homicidio calificado de su pareja, un hombre de 61 años. 

La noticia “original” de la muerte del hombre pasó inadvertida en la agenda policial: en la localidad de Olaeta, a 210 kilómetro al sur de la ciudad de Córdoba, Juan Alberto Rivarola falleció desangrado, tras cortarse la pierna izquierda mientras manipulaba una amoladora, con la que afiliaba una cuchilla. “Rivarola recibió un golpe del cuchillo que se le escapó mientras lo afilaba con una amoladora”, dijeron entonces las fuentes policiales. 

Pero la investigación judicial, encarada por la Fiscalía de La Carlota, tuvo un giro de 180 grados: lo que parecía un accidente hogareño se transformó en un homicidio.

Ayer, Alicia Martha Heredia, de 66 años, fue detenida y trasladada hacia la cárcel de Río Cuarto, donde quedó alojada. Está imputada por homicidio calificado por el vínculo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo