?>
Policiales

Detuvieron al hermano de Badaracco por su presunta participación en el crimen de Araceli

El hombre está acusado de ser "coautor" del delito de "homicidio calificado por femicidio y el concurso premeditado de dos o más personas".

Un hermano de Darío Badaracco, principal sospechoso por el crimen de Araceli Fulles, la joven encontrada el jueves estrangulada y enterrada en el patio de una casa del partido bonaerense de San Martín, fue detenido este martes por su presunta participación en el femicidio, informaron fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Hernán Rodrigo Badaracco (39), quien fue apresado en la tarde de este martes por la Policía cuando salía de su casa situada en Ada Elflein 480, de la localidad de José León Suárez, en dicho partido del noroeste del Gran Buenos Aires. 

Horas después, durante un traslado policial, el nuevo detenido en la causa -ya suman ocho- dijo a la prensa que a él lo detuvieron por tener el "mismo apellido" que su hermano y que éste está preso "porque la mató, seguro", al tiempo que dijo no conocer a la víctima.

Fuentes policiales informaron que los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) San Martín fueron este mediodía hasta la vivienda del mayor de los Badaracco por orden de la fiscal de la causa, Graciela López Pereyra, quien dispuso la aprehensión de urgencia del sospechoso.

Los policías montaron una vigilancia encubierta y cerca de las 13, al ver salir del inmueble a un hombre de las características de Hernán Badaracco lo detuvieron e identificaron como la persona que buscaban, dijeron los informantes.

Badaracco quedó preso en la comisaría Tres de Febrero 8va., en José Ingenieros, y este miércoles será trasladado a los tribunales para la indagatoria de la fiscal, quien lo acusa de ser "coautor" del delito de "homicidio calificado por femicidio y el concurso premeditado de dos o más personas", precisaron fuentes judiciales.

Esta es la misma imputación por la que ya fueron indagados los otros siete acusados: Darío Badaracco (29), Carlos Damián Alberto Cassalz (34), los hermanos Jonathan (29) y Emanuel (25) Ávalos, Marcos Ibarra (32), Hugo Martín Cabañas (46) y Marcelo Ezequiel Escobedo (37).

Las fuentes policiales detallaron que el mayor de los Badaracco tiene antecedentes penales por dos tentativas de robo cometidas en 2003 en San Martín, un robo automotor en San Isidro y otro en Bahía Blanca, donde estuvo preso por ese caso y en 2007 violó una salida transitoria; y un hurto agravado en 2015, otra vez en San Martín.

Otros voceros de la investigación revelaron que el nuevo acusado fue introducido en la causa por su propio hermano Darío en las declaraciones testimoniales que éste prestó antes de que sea detenido.

En la última testimonial que dio el 27 de abril, horas antes de que en su casa un perro detectó el cadáver de la víctima, Darío Badaracco contó que el 2 de abril, cuando desapareció la chica, su hermano pasó por la plaza de la esquina de Alfonsina Storni y 9 de Julio, en José León Suárez, donde todos estuvieron con consumiendo drogas.

Esta plaza está a unos 50 metros de la vivienda del principal sospechoso, donde fue encontrado el cuerpo desnudo y estrangulado de Araceli debajo de unos escombros.

De acuerdo a los voceros, en esa declaración, el menor de los Badaracco dijo que Hernán permaneció en la reunión "aproximadamente veinte minutos" hasta que "no quedaba más nada para consumir".

También comentó que entre Araceli y su hermano "casi no hablaron más que un saludo" porque "no se conocían de antes" y que sólo lo hicieron "de marihuana y las flores de marihuana".

Sin embargo, el fin de semana último fue indagado por la fiscal López Pereyra pero el principal sospechoso se negó a declarar.

Por su parte, Ricardo Fulles, el padre de Araceli, dijo esta tarde a la prensa que su hija "era una piba sana", que "no tenía maldad" ni "desconfiaba de la gente", por lo que "pudo haber caído" en un engaño de parte de los ahora detenidos.

Ayer, Ricardo y su esposa, Mónica Ferreyra, encabezaron una multitudinaria marcha junto a familiares, amigos y vecinos de su hija, desde avenida Márquez y 9 de Julio hasta la plaza ubicada a media cuadra de la escena del crimen.

"Reconocer a mi hija por los tatuajes fue lo peor que me pudo pasar en toda mi vida y ese (por Darío Badaracco) no se merece vivir", dijo la madre de la víctima, vestida con una remera negra y con la foto de su hija.

Araceli (21) fue vista por última vez la madrugada del 2 de abril pasado y su cuerpo fue hallado el jueves último debajo de unos escombros en el patio de la casa de Darío Badaracco, en Alfonsina Storni 4477, de José León Suárez.

Ese mismo día fueron detenidos seis de los acusados del homicidio, mientras que Darío Badaracco, quien había sido visto poco antes del hallazgo repartiendo materiales para el corralón en el que trabajaba, escapó aunque fue detenido la noche del viernes en el Bajo Flores porteño donde lo identificó una vecina embarazada que alertó a Gendarmería Nacional.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo