?>
Policiales

Detienen a 4 personas que quemaron a bebé

Chile. Eran miembros de una secta que consumía “ayahuasca”. Pensaban que con el “sacrificio” salvarían al mundo. El líder era padre del bebé.

La Policía chilena detuvo ayer a cuatro integrantes de una secta acusados de quemar a un bebé recién nacido en un “ritual de salvación” en un campo de la zona central del país, informó este jueves la institución.

“En el lugar donde se hizo este sacrificio humano, encontramos restos óseos que corresponden al hueso dorsal en formación, que significa que es de una persona no adulta, de cero a seis meses”, explicó el subprefecto de la Policía de Investigaciones (PDI), Miguel Ampuero.

Entre los detenidos figura la madre del pequeño, de dos días de vida, que habría sido quemado vivo el 23 de noviembre pasado en la zona agrícola en la localidad de Quillaguay, en la ciudad de Quilpué, unos 110 km al oeste de Santiago.

Los otros tres detenidos son integrantes de la secta, que tendría una decena de miembros en total, en su mayoría profesionales.

El líder de la comunidad, Gustavo Castillo Gaete, de 36 años, era el padre del bebé, nacido el 21 de noviembre en la clínica Reñaca, del vecino balneario de Viña del Mar.

El hombre, que se hacía llamar “Antares de la luz”, se encuentra prófugo y con orden de arresto internacional desde el pasado 19 de febrero, cuando viajó a Perú, al igual que otras cuatro personas.

Los integrantes de la secta consumían una planta alucinógena llamada “ayahuasca”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo