?>
Policiales

Creen que la banda de secuestradores le hizo "inteligencia" al empresario

Los cinco presuntos delincuentes detenidos por el secuestro extorsivo de un empresario tienen antecedentes y habrían participado de otros asaltos violentos en Córdoba.

"Están ligados a robos violentos. En uno de ellos balearon a un policía. Era una banda 'pesada' que iba creciendo".

La frase del comisario inspector Juan Díaz, director de Delitos Complejos de la Policía, certifica quiénes son los cinco sospechosos arrestados esta madrugada en allanamientos en la ciudad de Córdoba.

Si bien todos tienen antecedentes por robos calificados, eran buscados principalmente por el secuestro extorsivo del empresario del transporte Gabriel Centani, ocurrido el setiembre del año pasado cuando llegaba a su firma en barrio Villa Azalais.

El hombre estuvo cautivo cinco horas y fue liberado, maniatado y encapuchado, en un quiosco de avenida Valparaíso, luego de que su esposa entregó un rescate en la esquina céntrica de Olmos y Maipú.

"No fue al voleo. Creo que hicieron inteligencia previamente. Fuy bien premeditado y calculado", dijo en su momento la fiscal Federal N° 3, Graciela López de Filoñuk, a cargo de la investigación. Lo mismo opinó Díaz este miércoles, mientras los detenidos eran llevados esposados a la Jefatura de Policía: "Hicieron inteligencia. No llegaron al lugar por azar, ni fue un 'plan B'. Tienen antecedentes 'pesados', fueron a llevárselo" al empresario, dijo a Día a Día.

Los sospechosos, arrestados en operativos en los barrios José Ignacio Díaz, Villa Adela, Suárez y Observatorio, tenían celulares, dinero y "autos de media y alta gama, como dos Peugeot 408 y un 308". "Ellos 'invertían' lo que robaban en cosas legales. Uno de ellos incluso tenía un lavadero", precisó Díaz.

Los acusados fueron llevados a Jefatura y luego a Bouwer (prensa de la Policía).

Los imputados (todos mayores de edad) dormían cuando fueron sorprendidos por personal del Departamento Antisecuestros, Canes, la Guardia de Infantería y el cuerpo elite Eter.

Extorsión y cobro. Según la acusación que instruye la Justicia Federal, son quienes en setiembre "cargaron" en un vehículo a Centani cuando salió de su casa de Villa Allende y llegó a Villa Azalais a trabajar.

La banda retuvo en un auto al empresario durante cinco horas, pero no lo llevó a un aguantadero seguro, que es la modalidad típica de los secuestradores extorsivos. “Lo mantuvieron en un auto, dando vueltas por la ciudad, por lo que no tenían una casa para retenerlo más tiempo y ejercer mayor presión para lograr un pago, que es lo habitual entre los secuestradores: no es una gran banda, pero hizo inteligencia”, sostuvo la fiscal Filoñuk.

Durante el secuestro los captores se comunicaron con la familia de la víctima y le habrían exigido un rescate de 500.000 dólares, algo que finalmente se "redujo" a unos 300.000 pesos.

Lo incautado durante los allanamientos (prensa de la Policía).

Violento atraco. Además, uno de los detenidos está acusado de participar del feroz asalto cometido en enero en el supermercado "A Granel", en barrio Alto Alberdi, donde resultó baleado un sargento que se tiroteó con los delincuentes.

Para peor, luego se supo que una de las armas utilizadas -que quedó tirada en el lugar- pertenecía al cargamento robado en la Jefatura de Policía, un hecho preocupante que hasta la fecha no fue resuelto.

En la fuga, los delincuentes que hirieron al sargento Martín Rodríguez dejaron "una Bersa calibre 9 milímetros cuyo número de serie (C 28793) coincide con una de las del lote de armas extraviadas", indicó en su momento la Policía.

Los asaltantes entraron en la playa de estacionamiento del local supuestamente apuntando al propietario, quien se retiraba con un maletín con dinero, y se generó una balacera.

La pistola robada a la Policía con la que se cometió el asalto en el supermercado "A Granel".

El sargento sobrevivió. Los ladrones huyeron, y se cree que "el resto de los detenidos también podría estar implicado", apuntó Díaz.

El jefe policial aseveró que la banda "está metida en al menos tres hechos delictivos más", pero se excusó de revelarlos "para no entorpercer la investigación".

 

 

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo