?>
Policiales

Contradicciones de los vecinos en el juicio por Marta Núñez

Este jueves declararon dos personas que vivían al lado de la casa de Núñez, y fueron los primeros en advertir el femicidio. El juicio seguirá el miércoles 2 de septiembre. 

Con algunas contradicciones declararon este jueves dos nuevos testigos en el juicio por el femicidio de Marta Graciela Núñez, la mujer que fue asesinada frente a sus tres hijos por su expareja en diciembre de 2013 en Cañada de Luque, en la Cámara Séptima del Crimen.

Carlos Páez y su pareja, Vilma Soledad Ibarra, son los dos vecinos que escucharon llorar a los niños y vieron salir a Néstor Carnero de la vivienda de Núñez aquel 4 de diciembre. Mientras que la mujer planteó algunas contradicciones respecto a lo declarado en la instrucción, el hombre fue más contundente, y dijo que sospechó cuando vio al hombre retirarse de la casa porque sabía que tenía una orden de restricción de acercamiento por amenazas. 

“El papi la mató a la mami”, le dijo la mayor de las hijas de Páez, y fue él quien dio aviso a la Policía. 

Néstor Carnero es el único imputado por el crimen, y pesan sobre él otras denuncias por tenencia ilegal de armas, coacción y desobediencia a la autoridad. El miércoles, en tanto, se escucharon las declaraciones de dos policías que tuvieron contacto con Carnero, uno de ellos fue quien lo detuvo en la vía pública tras constatar el deceso de Marta. “Ya está, una solución le iba a dar”, le habría dicho Carnero al policía cuando se acercó para detenerlo. 

"Hubo muchas contradicciones, sobre todo en la declaración de la mujer, pero para la próxima audiencia va a declarar mi hermana. Tenemos confianza", dijo a Día a Día María Núñez, hermana de la víctima y actual cuidadora de los niños. 

El juicio con jurados populares continuará el próximo miércoles 2 de septiembre, y se espera la declaración de una de las hermanas de la víctima. El fiscal Marcelo Altamirano aseguró al inicio del juicio que para él se trató de un “femicidio atroz”, y descartó la posibilidad de que existan atenuantes. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo