?>
Policiales

Condenan a 8 años de prisión a un comerciante por matar a un ladrón

Ocurrió en Jujuy. La condena se da en medio de la polémica por el médico que mató a un ladrón en Loma Hermnosa, cuando éste intentaba robarle el auto. 

La Justicia de Jujuy condenó a ocho años de prisión a un hombre que mató a un ladrón a puñaladas, cuando lo sorprendió robando en su casa de la localidad de San Antonio, en el sur de esa provincia. El Tribunal en lo Criminal número 1 de Jujuy sentenció al comerciante Marcelo Alfaro por el delito de homicidio simple del que fue víctima Jonatan Padilla, en febrero de 2014.

La condena se conoció esta semana, cuando se debate el caso del médico Lino Villar Cataldo, quien mató a balazos a Ricardo Krabler, de 24 años, cuando estaba robándole el auto, en la localidad bonaerense de Loma Hermosa. Según se estableció durante el juicio oral, la noche del hecho se produjo en San Antonio una suerte de pueblada, cuando tres ladrones ingresaron a robar a distintas casas, una de ellas la de Alfaro y vecinos salieron a perseguirlos.

Un grupo al menos diez vecinos persiguió a uno de ellos, identificado como Luis Alberto Vargas, quien resultó brutalmente golpeado, pero logró salvar su vida, en tanto que otro logró huir. Por su parte, Alfaro descubrió a Padilla dentro de su domicilio y lo persiguió hasta el techo de la casa y allí lo apuñaló. De la persecución de Padilla también participó el efectivo de Prefectura Omar García, cuñado de Alfaro, pero la Justicia lo absolvió por el beneficio de la duda, informó la prensa local.

El fiscal Marcelo Cuellar había solicitado ocho años de prisión para Alfaro, la pena mínima para el delito de homicidio simple, y la absolución para García, lo que fue corroborado luego por el Tribunal. El abogado del condenado, Segundo Soria, alegó que su defendido actuó bajo "emoción violenta", recordó que había sufrido varios asaltos en su domicilio y pidió su absolución. Además, cuestionó el hecho en sí, ya que el comerciante sufrió, en el marco del asalto, un golpe en la mano derecha que luego debió ser atendido por un médico, de forma tal que no podría haber mantenido un enfrentamiento con el ladrón, consideró.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo