?>
Policiales

Condenan a 4 años y 8 meses a Sebastián Roqué, el "acosador serial" de mujeres

El Tribunal dispuso además que haga un tratamiento psicológico mientras esté preso y cuando salga libre. Lo sentenciaron por las "lesiones graves" psicológicas a su expareja.

La Cámara 3° del Crimen condenó este lunes a 4 años y 8 meses de prisión a Sebastián "Pucho" Roqué, el sindicado "acosador serial" de mujeres.

La sentencia es por las "lesiones graves y coacción" y la "violación de domicilio" que causaron heridas psicológicas a su expareja y madre de su hijo, en una serie de amenazas y hostigamientos que se extendieron durante años.

El Tribunal dispuso, además, que sea sometido a un tratamiento psicológico mientras esté preso, y que al recuperar la libertad lo continúe en un programa de violencia familiar en una repartición del Ministerio de Justicia de Derechos Humanos.

El fiscal Marcelo Hidalgo había solicitado más temprano una pena de seis años de cárcel, en tanto que la querella (en representación de la víctima) había pedido ocho años.

"Este es un primer proceso (contra Roqué), hay todavía otros procesos", expresó el fiscal Hidalgo, en referencia a que sobre el acusado aún pesan otras investigaciones por denuncias de exparejas.

"La Fiscalía está conforme, considerando que en principio la acusación era menor y se podía recibir una pena reducida. Pero en el transcurso del debate se practicó una pericia psicológica y psiquiátrica y se acreditó el daño ocasionado", indicó a Día a Día.

Hidalgo se refería a que "Pucho" llegó a juicio imputado por "coacción" y "violación de domicilio". Pero la pericia solicitada por el fiscal arrojó una novedad judicial en materia de violencia de género: determinó que la expareja de Roqué sufrió lesiones psicológicas graves, y por ende lo imputó también por "lesiones graves calificadas", que posibilitó que la condena sea mayor.

El fiscal Hidalgo se mostró satisfecho con el fallo del Tribunal (archivo).

"Se les dio respuesta a la víctima, que reclamaba justicia desde hace años, y al victimario, quien fue sometido a un debido proceso", agregó.

En este sentido, destacó la labor del fiscal de Violencia Familiar Cristian Griffi, quien a mediados de 2015 frenó "las andanzas" de Roqué al ordenar un peritaje distinto que arrojó que era imputable, y acabó con la impunidad que el acusado había mantenido hasta el momento.

En junio de 2015, Roqué quedó detenido. Hoy fue la culminación del primero de los juicios que se le vienen.

Los fundamentos de la sentencia se conocerán el 28 de este mes.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo