?>
Policiales

Cientos de evacuados en distintas provincias por el temporal de lluvias

La Rioja, Tucumán, Santiago del Estero y San Juan fueron afectadas por fuertes tormentas durante el fin de semana. En esta última, se postergó el comienzo de clases.

El temporal de lluvias que este martes persistía en la zona de cuyo y norte del país dejó cientos de evacuados en La Rioja, Tucumán, Santiago del Estero y San Juan, donde tras las tormentas del fin de semana las autoridades postergaron el inicio de clases hasta el 10 de marzo.

En tanto, el gobierno nacional anunció medidas de ayuda para las poblaciones más afectadas de San Juan, donde llego a haber más de tres mil evacuados, con aumentos provisorios de jubilaciones, asignaciones familiares y seguro de desempleo, a la vez que dispuso el viaje de distintos funcionarios.

En San Juan, la ministra de Educación, Cristina Díaz, dijo que las clases que tenían que comenzar el 26 de febrero recién se iniciarán el 10 de marzo porque "el 20 por ciento de los establecimiento refleja la existencia de problemas edilicios, producto de las lluvias".

Además, dijo que "muchos caminos" seguían afectados por las inundaciones que en medio del temporal, según los últimos reportes oficiales, derrumbó más de 400 viviendas.
Unas 50 escuelas contenían aún hoy familias de evacuados en las localidades de Santa Lucía, Pocito y Valle Fértil.

En La Rioja, las lluvias de la madrugada obligaron a evacuar a 40 familias, mientras el dique de Olta estaba a punto de desbordar por la cantidad inusual de agua caída.

Según Nelson Molina, empleado del Instituto Provincial del Agua, sólo faltaban 15 centímetros para que llegara a su capacidad máxima.

En Tucumán, más de 150 familias debieron ser evacuadas en la localidad de Juan Bautista Alberdi y otras dos mil personas fueron damnificadas por las inundaciones que generó la lluvia.

El intendente Luis Campos aseguró que "el 65 por ciento de la ciudad está bajo el agua", tras la caída de más de 250 milímetros hoy y señaló que tenía 20 barrios anegados.

"Hay barrios en las zonas rurales a los que no podemos entrar hasta que no termine de drenar el agua. Nos están golpeando los cerros con los cultivos. Toda nueva producción requiere de caminos y en muchos casos sirven de desagotes", explicó Campos.

En Santiago del Estero las lluvias afectaron a más de un centenar de familias, cuyos hogares se anegaron y tuvieron que ser asistidos por personal de Defensa Civil en las zonas sur, centro y norte de la provincia.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, remarcó que las lluvias de San Juan fueron "equivalentes" al registro "de un año", por lo que se dispuso el envío de colchones, alimentos y cobertores.

Capitanich viajó junto al director de la Anses, Diego Bossio, a esa provincia, gobernada por el kirchnerista José Luis Gioja, mientras para el miércoles 26 se espera la presencia del ministro de Planificación, Julio De Vido.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo