?>
Policiales

Casi el 50% de los aspirantes a policía no es admitido

Según la Policía, 47% de quienes se postulan para el curso de agente no pasa el test psicológico y socioambiental.

En medio de las críticas por la sucesión de policías involucrados en causas judiciales, la Policía salió al cruce con un dato: casi la mitad de los jóvenes que aspiran a calzarse el uniforme es rechazada por el test psicológico o el análisis socioambiental.

Así lo expresó ayer el comisario Marcelo Altamirano, director de Recursos Humanos de la fuerza: “Hacemos un circuito de ingreso que lleva admisión, un examen cognitivo y un examen psicológico que arroja como resultado que el 47 por ciento de los interesados a ingresar a la Policía no aprueban”.

Este año, 1.500 agentes egresarán tras nueve mes de formación académica, y deberán realizar otros cuatro meses de capacitación en las calles, de acuerdo a una modificación en el plan de estudio establecida luego de que dos policías balearan en Carlos Paz a Franco Amaya, quien murió.

En ese marco, Altamirano aseguró que “durante el cursado y los cuatro meses de la práctica en campo se llevan adelante controles: volvemos a hacer el psicológico, seguimos con los controles medioambientales y, una vez egresado, está dos años a prueba”.

Respecto de los análisis socioambientales, el jefe de Recursos Humanos explicó que asistentes sociales visitan el barrio donde vive el aspirante para verificar si está legalmente conectado al servicio de Epec, en qué condiciones está su casa y qué opinión tienen de él y su familia los vecinos.

“Estamos empeñados en sacar de nuestra fuerza a quienes valiéndose del uniforme cometen delitos”, dijo Altamirano.

Desde diciembre de 2016, cuando el subcomisario Víctor Barrionuevo fue detenido tras un robo a políticos, jueces y empresarios que cenaban en una casa en Cofico, se sucedieron las detenciones de policías. “No hay bandas de policías delinquiendo, sino de sujetos que son denunciados por la misma Policía”, agregó Altamirano.

El jefe de la fuerza, Gustavo Vélez, también fue categórico: “No vamos a permitir actos de corrupción en la fuerza, somos nosotros mismo los que los ponemos a disposición de la Justicia”, dijo, pero evitó hablar de purga.

En este marco, el jefe de la fuerza anticipó que se implementará un sistema para controlar el consumo de drogas en aspirantes y policías en actividad. Aunque no dio fecha ni detalles de la implementación, sería similar al que aplica la Policía bonaerense.

Temas
Sumate a la conversación
Seguí leyendo