?>
Policiales

Capturan al “prófugo N° 1” de Córdoba

“Cañete” Gauna había sido condenado por un secuestro extorsivo en Bella Vista, pero se había escapado de una cárcel en La Pampa hace un año.

El Ministerio de Seguridad de la Nación anunció en la noche del miércoles que fue recapturado “el criminal más buscado en la provincia de Córdoba, líder de una red criminal dedicada a los secuestros extorsivos”. Se trata de Carlos Gabriel Gauna, “Cañete”, quien hace un año había escapado de una cárcel de La Pampa. 

“Cañete” había sido condenado a 11 años de prisión por un “secuestro exprés” que comandó en marzo de 2007, cuando una banda interceptó un auto en barrio Bella Vista y se llevó al conductor, quien fue liberado tras el pago de dos mil euros. 

El Ministerio de Seguridad de la Nación no informó en el marco de qué causa Gauna estaba detenido en La Pampa. Los investigadores de la Policía Federal establecieron que “Cañete” había regresado a Córdoba y montaron un operativo. El miércoles, cuando abandonó una de las casas en las que se escondía, para ir al almacén, fue apresado en barrio San Felipe. 

“Cañete” es considerado de extrema peligrosidad por sus frondosos antecedentes penales, cabecilla de una banda delictiva dedicada al secuestro extorsivo, dijo el Ministerio de Seguridad en un comunicado. 

El 14 de marzo de 2007, aproximadamente a las 22.30, un hombre transitaba en un Volkswagen Golf por calle Misiones de barrio Bella Vista cuando fue interceptado por un Volkswagen Gol, del que descendieron dos sujetos con armas de fuego, quienes rápidamente lo redujeron y lo obligaron a pasar al asiento del acompañante.

Los vehículos de la víctima y de los delincuentes comenzaron a transitar por distintos puntos de la ciudad, mientras la víctima era golpeada y amenazada, y negociaban con la esposa el pago del rescate, que se acordó en dos mil euro. 

A las 4 de la madrugada, el hombre fue liberado. A los minutos, detuvo a un patrullero e hizo la denuncia. La banda fue detenida poco después, y condenados sus integrantes a 10 y 11 años.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo