?>
Policiales

Cae banda colombiana de narco-universitarios

Se la acusa de vender pastillas en fiestas electrónicas realizadas en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. La droga llegaba en encomiendas desde España.

Un grupo de jóvenes “narcouniversitarios”, anotados como alumnos en centros privados de estudios, fue detenido acusados de vender pastillas de LSD y éxtasis en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

En total, 18 personas fueron detenidas en las últimas horas por efectivos de Drogas Peligrosas de la Policías Federal: doce son colombianas, cinco argentinas y una brasileña.

El viceministro de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, informó que se realizaron 24 allanamientos y fueron secuestradas tres armas de fuego, cinco vehículos, 25 mil dosis de ácido lisérgico (LSD), 20.250 pastillas de éxtasis, 250 mil pesos y 15.000 dólares.

Todos tenían un nivel de vida muy alto, alquilaban casas en barrios privados bonaerenses y muchos de ellos estudiaban en una universidad privada porteña. Según se informó, ninguno tenía antecedentes penales.

La investigación judicial se inició en marzo último al detectarse encomiendas postales en la terminal del Correo Argentino del barrio porteño de Retiro, con juguetes para niños en su interior, provenientes de Madrid, España.

Como nadie se presentaba a retirarla, los empleados abrieron el paquete y descubrieron que entre los juguetes había embutidas pastillas de las drogas sintéticas prohibidas, que suelen consumirse en las fiestas electrónicas conocidas como “raves”.

“Este material era para ser distribuido no solamente en las fiestas electrónicas, sino en las zonas de restaurantes bastante acomodados del country Las Cañitas y en algunas universidades privadas”, informó Berni.

“Se trata de una banda muy importante. No es fácil introducir droga de síntesis de un lugar al otro. Eso se hace por correspondencia e implica una operación compleja para que los rayos no detecten las pastillas”, explicó Berni.

Se estima que el valor de cada pastilla oscila entre 50 y 200 pesos en las fiestas electrónicas, por lo que el valor total supera el millón de pesos.


Sumate a la conversación
Seguí leyendo