Policiales

El ADN convirtió al karateca en coautor

El fiscal que investiga la masacre de La Plata cambió la imputación del detenido y ahora lo acusa de ser coautor del crimen. Todavía falta el autor.

El fiscal de La Plata Álvaro Garganta cambió finalmente la imputación penal al karateca Osvaldo Martínez, único detenido y sospechoso de haber participado en el cuádruple homicidio del barrio La Loma. La medida es consecuencia de que los resultados de ADN de las muestras recogidas en la escena del crimen indicaron que el patrón genético hallado allí no es compatible con el de Martínez.

“Cambiaron los hechos, así que cambió la imputación de autor a coautor, y este mediodía le tomaremos una nueva declaración indagatoria”, dijo el representante del Ministerio Público.

A raíz de esos estudios, la investigación de la masacre se orientará hacia otros tres hombres a los que ya se les ordenaron análisis de sangre. Son el remisero Marcelo Tagliaferro, testigo clave en la causa a la hora de involucrar al karateca en el hecho, y dos ex parejas de víctimas: Daniel Galle (padre de la nena asesinada y ex marido de su madre, Bárbara Santos), y Víctor Chavarría (ex pareja de Marisol Pereyra).

Los investigadores quieren saber si alguno pudo estar involucrado en la matanza ocurrida en la casa de La Plata donde vivían Bárbara Santos (29), su hija Micaela (11) y su madre Susana de Barttole (63), todas asesinadas junto a Marisol Pereyra (35).

Hasta ahora la principal hipótesis era que, en un brote de celos, Martínez había apuñalado a su novia, luego a la madre y a la nena, y cuando la amiga tocó el timbre –luego de bajar del remís en el que iba a la vivienda– la obligó a pasar y también la degolló.

Una de las posibilidades implicaría pensar en otro hombre en la masacre, aunque sin dejar de considerar los indicios que ya existen contra Martínez.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 16/12/2011 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo