?>
Ocio

Para jugar al Tesouro escondido

Flopy Tesouro se siente en casa en su sexta temporada en Carlos Paz.

 

En su sexto año consecutivo en Carlos Paz, Flopy Tesouro ya es una cara conocida por todos en la Villa. Igualmente, cuando la rubia pasa deja en su camino un tendal de miradas masculinas y femeninas que giran violentamente la cabeza, incrédulos ante semejantes curvas. 

A esta altura, la rubia que este año hace temporada en Qué gauchita mi mucama, con Flor de la V a la cabeza, ya tiene sus gustos y preferencias para vivir el verano en Córdoba. “Este año estoy parando en un country así que estoy bastante guardada, pero siempre trato de acudir a los restaurantes que va mi elenco, donde nos juntamos en grupo. También vamos mucho al Casino con su restaurante. Y en lo que es boliche, depende el año donde me toque trabajar. A donde solemos ir a disfrutar con amigos es Zebra, de Jonás Testi, que ya es un amigo. Siempre trato de divertirme cuando estamos en grupo, si no relajo en casa”. 

Comparada con su vida en Capital Federal, Carlos Paz le permite a Flopy trabajar pero igualmente sentir que baja un cambio. “En Buenos Aires vivís agitado, más porque mi trabajo implica eso y yo soy un persona que siempre quiere más y todo el tiempo estoy generando cosas y no paro. Es mi manera de ser. Como estoy acostumbrada a ese ritmo, ¡¡¡los primeros días me cuesta hasta dormir!!! Si no, estoy todo el día con sueño. Sobre todo los primeros 15 días, para mí son un ritual: llegar, desarmar las cosas, venir con mi asistente y organizar la casa y quedo de cama. Pero Carlos Paz me permite bajar un cambio, relajar”.

Flopy confirma que vino a Carlos Paz acompañada por su novio, aunque este vuelva seguido a Buenos Aires. El fin de semana se los pudo ver en el show de David Guetta en La Estación, y el domingo pasearon en lancha por el lago (ver página 20), confirmado eso de que acá la pasa bien.

Este año la temporada está muy difícil para las obras de teatro, que se han multiplicado y en algunos casos elevando el nivel de las puestas. “Es una temporada dura. Pero creo que el año pasado Carlos Paz ya había ganado como plaza y este año terminó de desencadenar esta cosa de que sin duda ganó. Mi deseo es que nos vaya bien a todos”. 

“Nosotros somos un gran equipo, Flor armó un ‘team’ hermoso, y estamos estrenando teatro, el Melos que es de ella. Pero hay un montón de opciones, creo que a todos nos va a ir bien, aunque nosotros creo que somos primera opción”, dice.

“Para mí el paso de lo que fue la revista a la comedia también fue una incógnita, porque hacía unos años que no venía haciendo comedia, que hacía baile y canto. Está bueno poder cambiar y que me siga yendo bien. De eso se trata”.

Cómo es Flor de la V mamá. Este es el primer año que Flor de la V hace temporada estrenando condición de madre. ¿Ha cambiado en algo con eso? “El trato con ella es el mismo. Es una gran mujer, no sólo una gran artista. Y los chicos la tienen babosa. En el camarín se portan de 10. Flor tiene eso de ser muy mamá… merece todo este éxito personal y laboral. Y esto lo decía antes de trabajar con ella. Esto de haber formado una gran familia y que sus deseos se hagan realidad, es lo que ella generó. Estas bellas criaturas, que son como los bebés de Yoly Bell de antes, son buenos, educados, una maravilla. Flor está preocupada por su trabajo y también por sus hijos. La tienen enloquecida”.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo