?>
Ocio

Mejor dejalo así, Graciela

La Alfano aclaró que no quiso agredir a Pachano, se comparó con la presidenta y dijo que tiene el aspecto de una mujer de 38 años.

E n un año que mejor no recordar, Graciela Alfano sigue derrapando, luego de sus desacertados dichos sobre una relación que tuvo con el dictador Emilio Massera, y de golpear a Aníbal Pachano, delante de las cámaras de Este es el Show (en Córdoba, por El Doce , lunes a viernes a las 14.30). Este último escándalo motivó que el mandamás de El Trece , Adrián Suar, decida darle un respiro a la Alfano, que el jueves pasado le dio un puñetazo en el rostro a Pachano y, seguidamente, le arrojó un vaso de agua en la cara. Y todo, bajo la atenta mirada de los televidentes de la siesta.

De este modo, la rubia fue separada del Jurado del Bailando 2011 (su lugar lo ocupa Carmen Barbieri) y se mantuvo en silencio, hasta que ayer le dio unas delirantes declaraciones al diario porteño Libre , en una entrevista en la que pretendió disculparse y terminó por entregar algunas declaraciones que causaron sorpresa.

Sobre la escandalosa pelea, la jurado esbozó como explicación: “mi intención no fue ir a agredir a Pachano, era pedirle que bajara un cambio”, dijo al tiempo que se atajó diciendo que “hace meses que vengo pidiendo disculpas por las cosas que se van de las manos. Fue sólo una reacción de una persona que hace meses le vienen picando la cabeza”, comentó sin dar mayores detalles acerca de quiénes son esas personas que le “pican” la cabeza.

En una extraña asociación, la Alfano dijo haberse sentido como la presidenta de la República: “Me sentí muy identificada con Cristina (Kirchner) cuando vi que ella tuvo un bajón de presión. A mí me pasó lo mismo, todo esto me desbordó y mi intención no fue ir a agredir a Pachano, era pedirle que bajara un cambio”, comentó.

Ya en el final de la nota, y muy cerca de aquella Graciela que le hablaba a las tostadas por las mañanas, la rubia dijo con desparpajo: “Doy una mina de 38 pero tengo la cabeza y la mentalidad de una señora de 60. Y me canso, hay momentos en que no puedo más”. Lo que se dice: una Alfano derrapando como sólo ella sabe.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo