?>
Ocio

Cine: estrena Contagio, no toques nada

Mañana llega a los cines “Contagio”, que muestra a un virus poniendo en peligro a la Tierra.

Además de su obvio prestigio, Steven Soderbergh debe ser un tipo muy buena onda. Es que muy pocos directores son tan magnéticos para las estrellas como él. En Traffic tuvo a Michael Douglas y Benicio Del Toro, y en la trilogía de La gran estafa contó con George Clooney, Brad Pitt, Julia Roberts y Matt Damon.

Ahora, en Contagio, que se estrena mañana, vuelve a contar con los servicios actorales de Damon, que se une a Jude Law, Kate Winslet, Gwyneth Paltrow, Marion Cotillard y Laurence Fishburne. Parece, en fin, que trabajar con Soderbergh es una experiencia a la que nadie quiere renunciar.

Y a semejante star power se le suma una historia de esas que alimentan la curiosidad morbosa del público: la de una epidemia que amenaza con aniquilar a la población terrestre. La temática ha sido probada más de una vez en la pantalla grande, pero la destreza y la elegancia de Soderbergh al momento de filmar seguramente aportarán aquí un plus muy interesante.

Catástrofe múltiple. Gwyneth Paltrow aparece en escena durante sólo unos minutos, pero su rol es quizás el más importante: Beth, la mujer que interpreta, es la “paciente cero” de la epidemia, quien vuelve a Estados Unidos luego de un viaje a Hong Kong, cargando síntomas que parecen ser los de una gripe.

Pero, por supuesto, lo suyo no es tan simple, y la enfermedad termina matándola en pocos días. Ese es el punto de partida para un verdadero caos, que comienza a contarse desde diferentes ángulos a través de varias historias paralelas.

Estas tramas que van armando la película, son las de Mitch (Damon), el marido de Beth, que permanece misteriosamente inmune a la enfermedad; Erin Mears (Winslet) y su jefe Ellis Cheever (Fishburne), pertenecientes al Centro para el Control de Enfermedades del Gobierno; la epidemióloga de la OMS Leonora Orantes (Cotillard) y el periodista amarillista Alan Krumwiede (Law).

Es al personaje de Krumwiede al que le toca otro rol clave: el de representar la paranoia extrema que va de la mano de cualquier crisis de salud. Mitad valiente y mitad “chanta”, el periodista se encarga de llevar un blog en el que revela información oculta sobre el virus y lanza un puñado de teorías conspirativas.

Con ayudita. El doctor Ian Lipkin, director del Centro para la Infección e Inmunidad en la Universidad de Columbia (Estados Unidos) aportó sus conocimientos para que la película resultara verosímil.

De esta manera, Lipkin “diseñó” la enfermedad que pone en peligro a la humanidad en Contagio inspirándose el virus Nipah, el cual nació en cerdos y se transmitió a varios granjeros malayos a fines de los ‘90.

El doctor hasta armó un modelo en tres dimensiones del virus, y se encargaba de visitar regularmente el set de filmación para estar a mano por su surgía alguna duda.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo