Ocio

Adiós a Leo Mattioli, el gran león santafesino

Llora la cumbia. A días de cumplir 39 años, murió ayer el cantante bailantero Leo Mattioli. Sufrió un paro cardíaco.

El popular artista Leo Mattioli falleció ayer, a una semana de cumplir 39 años y tras actuar en Necochea, a raíz de una insuficiencia cardíaca, afección por la que el músico había sido internado en otras ocasiones. El León Santafesino murió en esa ciudad bonaerense, donde había viajado para protagonizar un show en el Club Rivadavia.

La conmoción que causó la noticia hizo que los seguidores de Mattioli se agolparan en la puerta del hospital donde pasó sus últimos minutos. Los fanáticos del bailantero utilizaron las redes sociales para ofrecerles a la familia sus condolencias y su apoyo.

En tanto, músicos, actores y famosos lamentaron ayer el deceso del cantante de cumbia romántica. Andrés Calamaro y otro grupo numeroso de músicos, actores, actrices y personajes del mundo del espectáculo utilizaron la red social Twitter para expresar su sentimiento.

Mattioli había actuado el domingo a la madrugada en Mar del Plata y luego viajó a Necochea para realizar otro show.

Fuentes del Centro de Arte de la ciudad balnearia dijeron que la salud del cantante tropical al retirarse del lugar era “normal” y “no hubo nada para preocuparse”. Sin embargo, testigos que estuvieron en su último show en Necochea dijeron a la prensa que el músico se habría descompuesto durante el recital.

El deceso del músico se produjo a las 12.07, en el hotel necochense Gala, tras sufrir una insuficiencia cardíaca. Desde el hospital Emilio Ferreyra se envió una ambulancia para asistirlo, pero cuando el servicio médico llegó constató que el cantante ya había muerto.

Si bien aún no fue confirmado por sus familiares, se estima que los restos del cantante serán trasladados a su casa natal, la ciudad santafesina de Santo Tomé.

¿Final anunciado? En los últimos años, la salud del artista tuvo sus altibajos. Leo sufrió varias internaciones por sus afecciones cardíacas. En 2009, estuvo en terapia intensiva debido un cuadro de neumonía e insuficiencia cardíaca, episodio que también había sufrido en 2006.

En abril de ese año se temió por su vida cuando estuvo en la Clínica de Nefrología, Urología y Enfermedades Cardiovasculares de Santa Fe. El cuerpo médico que lo atendía debió proceder a un coma farmacológico para poder intubarlo. En aquel momento, sus familiares señalaron que el cuadro no era motivado por problemas de estrés, sino por lesiones en la columna vertebral que recibió hace unos años en un accidente de tránsito, que lo obligaban a tomar medicación.

La muerte siempre lo anduvo rondando. En enero de 2000 estuvo en estado crítico a causa de un accidente de auto en el norte de su provincia, en el que fallecieron sus colaboradores Sergio Reyes y Darío Bevegni.

La omnipresencia de la red. El último mensaje que Mattioli escribió en la red social Twitter fue el sábado a la noche, antes de terminar sus presentaciones. “Dos recitales más y cerramos la noche con el amanecer. Besos y abrazos a todos por la fuerza y apoyo incondicional, estoy en deuda, amigos!!!”, escribió el cantante.

Por su parte, la noticia se convirtió en pocos minutos en Twitter en trending topic (tema popular) a nivel mundial. En la red, los fans de Mattioli dejan sus mensajes y recuerdos del artista.

La página de Facebook de Leo Mattioli, que tiene 53.355 seguidores, también se llenó de comentarios lamentando su pérdida.

“Te fuiste al cielo, loco. Sos un representante de la música. No te puedo creer, con lágrimas te despido escuchando uno de tus temas, Solo le pido a Dios, hasta siempre”, es uno de los comentarios escritos en el muro de esa red social.

Un joven cantante bailantero con garra
Leo nació en 1972 en la ciudad de Santa Fe. Su verdadero nombre es Leonardo Guillermo Mattioli. A los 20 años se incorporó en el Grupo Trinidad, con quien editó seis discos y alcanzó el reconocimiento del público al ser catapultado como uno de los cantantes de cumbia más románticos.

También compositor, a partir de 1999 grabó su primer disco como solista, Un homenaje al cielo, con el que comenzó una carrera que conquistó al público por la fe y el alto contenido espiritual de sus letras.

De ese modo se ganó el favor de varias generaciones que lo seguían por todo el territorio argentino, que transformó en verdaderos éxitos de venta los CD En directo, piel con piel, Ese soy yo, ¡Ay amor!, corazón gitano y Sin palabras.

Otros de sus éxitos fueron Creciendo, Aún sigue la lección, El señor del amor, Acústico, Esto... es romántico, Amor a mi manera, El rey del amor, En vivo en el teatro Gran Rex y El amor y la pasión nunca morirán (Otro homenaje al cielo).

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 08/08/2011 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo