?>
Córdoba

Por la humedad, estuvimos “en el horno”

La humedad del 61% hizo trepar la sensación térmica a los 47,2º: la más alta en lo que va de este año. A la noche llegó el alivio.

Asfixiante, bochornoso, abrasador: si bien la temperatura máxima fue de 37,3 grados, la sensación térmica alcanzó los 47,2 grados cerca de las 15.30 de ayer y los cordobeses nos sentimos, literalmente, en el horno. La culpable fue la humedad, que llegó al 61 por ciento, haciendo que el aire se corte con cuchillo hasta que, al fin, el cielo se apiadó de nosotros y descargó mucha agua para apagar tanto fuego.

¿Qué pasó ayer por Córdoba? “Un sistema de aire subtropical, caluroso y muy húmedo, proveniente de la parte norte de Sudamérica, de Bolivia, Perú, Paraguay”, explicó el meteorólogo de Salsipuedes, Mario Navarro, quien agregó que, “en sensación térmica, (ayer) fue el día más caluroso en lo que va del año”.

“Este clima es insoportable”, se quejaban las señoras en la despensa. “Vivir en Córdoba es la mismísima muerte”, posteaban –encolerizados– los jóvenes en Facebook. Mientras algunos protestaban, otros sólo tenían aire para refunfuñar, pero afortunadamente el martirio acabó a la tardecita, cuando las nubes plomizas se cansaron de amagar y largaron su carga de agua sobre nuestras cabezas.

Dos tormentas importantes. En horas de la tarde-noche, dos tormentas se abatieron en el territorio provincial. “Una fuerte en la zona sur de Córdoba, en las ciudades y localidades de la ruta 9 sur, con una baja de presión muy profunda asociada a un frente de aire frío, características propicias para una tormenta severa; y la otra en la otra zona oeste de la provincia”, comentó Navarro. Y no se equivocó: poco después, el viento y el agua generaron problemas en Traslasierra.

En esta capital, por el fuerte viento, un árbol cayó en San Vicente sobre un motociclista, que fue derivado al Hospital de Urgencias. Anoche, estaba fuera de peligro.

¡Córtenla! Los afortunados que contaron con la caricia inconmensurable de un aire acondicionado en sus trabajos u hogares no sufrieron tanto el clima desesperante que castigó a Córdoba. Pero sabemos que en esta ciudad, el calor tiene efectos secundarios: por la demanda, un transformador de barrio Nueva Córdoba tomó temperatura y unos cables de alta tensión se incendiaron, dejando sin luz a tres manzanas.

En alerta. Las condiciones climáticas que se esperaban para la madrugada de hoy eran las mismas que, en 2003, provocaron un tornado que destruyó Villa La Tela, según indicó el meteorólogo Mario Navarro.

¡Qué calorón! La temperatura alcanzó  los 37,3º, y por culpa de la humedad del 61%, a las 15.30 la sensación térmica trepó a los 47,2 grados. La presión atmosférica se mantuvo muy baja todo el día.

Un poco de agua. Según Navarro, el tiempo mejorará en la tarde de hoy: “el próximo sábado no va a llover, pero el domingo o lunes, seguro”.

Temporal en Traslasierra
En Traslasierra, una fuerte tormenta, compuesta de fuertes vientos, granizo y lluvia, generó diversos problemas en las ciudad de Mina Clavero y en la localidad de Villa Cura Brochero: el tránsito tuvo que ser interrumpido en las arterias más importantes, debido a la caída de árboles sobre las calles, informó el comisario inspector José Zapata, quien agregó que “un árbol cayó sobre un hombre mayor, que afortunadamente está fuera de peligro”.  Además, el viento se llevó los techos de dos humildes viviendas en el paraje Arroyos de Los Patos, por lo que sus moradores fueron evacuados. Se esperaban fuertes crecidas en los ríos Panaholma y Mina Clavero.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo