?>
Córdoba

El año se despide sin control de alcoholemia

Sin policías, desde ayer el municipio suspendió los operativos callejeros. Es porque no tiene dinero para pagar a los efectivos las horas adicionales.

Llegan días críticos, donde la venta (y el consumo) de alcohol se multiplica geométricamente en todos los estratos sociales. Sin embargo, en ese contexto, parece que los controles de alcoholemia a los automovilistas de la ciudad de Córdoba brillarán por su ausencia este fin de año.

La razón no es otra que económica, y se encuadra en el reclamo que la Policía mantiene con la Municipalidad por la falta de pago a los adicionales. "No hay policías para hacer los controles, por eso no estamos saliendo", explicó a Día a Día Federico Notta, delegado del Suoem en la Dirección de Tránsito.

La realidad fue confirmada desde la Policía. "Ayer (por el viernes), se acordó una reducción de un 80 por ciento en la contratación de adicionales. Se mantendrán sólo los servicios esenciales para que la Municipalidad funcione, como el Hospital de Urgencias, el Registro Civil y las cajas recaudadoras", enumeró una alta fuente de la fuerza pública.

Los controles se realizaban habitualmente todos los fines de semana. De cada operativo participaba una decena de inspectores, apoyados por dos efectivos de Policía. "Se necesitan fundamentalmente por seguridad. Su sola presencia hace que los automovilistas no se vuelvan peligrosos", manifestó Notta.

"Incluso, en las fiestas del año pasado, se agregó un turno más en cada puesto, para abarcar más tiempo porque son días críticos", detalló. El nuevo horario se extendía de 6 a 12, para controlar a los que salían de los after hours (lugares que abren de madrugada, cuando los boliches están cerrando).

A la calle. Con la UTN fuera de escena (el decano desistió del convenio por el control de tránsito ante la falta de consenso dentro de la Muni), los inspectores de tránsito volvieron ayer a trabajar. Sin embargo, se mantienen en estado de alerta ante la posibilidad de que el Ejecutivo reincida con la idea de realizar cambios sin consultarlos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo