?>
Policiales

2.500 nuevos policías contra la inseguridad

Sigue la ola de delitos, pero ahora la Policía de Córdoba tiene para mostrar a 2.300 nuevos agentes y 207 oficiales.

En un acto realizado ayer, la Policía presentó oficialmente a 2.500 nuevos integrantes de la institución. Se trata de 2.300 agentes y 207 oficiales que, según afirmó el Jefe de Policía, Alejo Paredes, a partir de esta misma semana comenzarán a participar de los operativos rutinarios en las calles. La camada de egresados que ayer desfiló sobre la calle Nores Martínez es la más grande de la historia de la Policía.

En diálogo con este diario, el comisario general Gerardo Martín, a cargo de la Dirección de Formación Profesional, aseguró que los agentes tuvieron "cuatro meses de formación intensiva" y salen a la calle "con todos los elementos necesarios" como para desenvolverse como policías.

Martín explicó que recién "durante el último mes y medio" los agentes realizaron prácticas de tiro en polígono porque antes se trabajó "intensamente en el desarrollo intelectual y en la formación jurídica" de los futuros policías. "Antes de tener un arma en sus manos reciben una formación teórica al respecto y, después, toman contacto ´en seco´ para aprender a familiarizarse con su herramienta de trabajo. En una última etapa aprenden a tirar”, explicó Martín.

Los agentes que egresan en esta camada cobrarán, a partir de su primer mes de trabajo, 2.400 pesos por mes. Los oficiales, en tanto, comenzarán percibiendo 2.600 pesos cada uno.

Difícil conseguirlos. Pese a que ser policía es considerado para muchos una buena salida laboral,  a la Policía le resultó muy difícil reclutar el número suficiente de aspirantes. Al respecto, Martín afirmó que de cada seis aspirantes a policías, sólo uno reúne las condiciones como para recibir la instrucción que tuvieron los 2.300 que ahora egresan. Según estos números, unas 11.500 personas aspiraron a ser agentes y fueron descartadas.

“Hay varias razones por las cuales ocurre esto. Algunos no pasan el apto físico, otros no superan el psicológico, también hay exámenes socio ambientales. Y hasta hemos tenido gente con antecedentes delictivos”, aseguró Martín.

Una vez en la calle, y durante un período de un año, todos los nuevos policías se encuentran en la condición de “alta en comisión”. Esa situación implica que si sus superiores observan algún problema, o se evalúa que no reúnen las condiciones para ser policías, pueden ser dados de baja inmediatamente.

Además de los nuevos oficiales, en el acto de ayer se presentaron 60 nuevos vehículos policiales y 50 motocicletas. En 2007, egresaron de la Escuela de Policía unos 700 agentes y 150 cadetes. De esta manera, entre 2007 y 2008 la policía incrementó su número en 3.350 efectivos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo