?>
Policiales

En barrio Talleres Sur, el fuego se cobró la vida de una mujer

Sus dos hijos sufrieron principio de asfixia pero están bien. La Policía no sabe cómo se inició el fuego.

Una mujer de 28 años murió carbonizada y otras seis personas (entre ellas dos niños) sufrieron principio de asfixia, como consecuencia de un incendio que consumió una habitación de una vivienda en el barrio Talleres Sur.

El trágico episodio ocurrió ayer y la víctima mortal fue identificada como Betina Ofelia Orellana (28).
Según se conoció, la central de comunicaciones del 101 recibió un llamado de emergencia apenas pasadas las 8, alertando sobre el siniestro.

El fuego se produjo en una vivienda humilde ubicada en la calle Sofía de Luque 2516.

Impotencia y desesperación. Cuando el personal de la Policía y de Bomberos llegó al lugar de las llamas, el panorama era trágico.  Una de las habitaciones de las tres que tiene la casa estaba completamente en llamas y, en el interior de la misma se encontraba la mujer que resultó muerta.
Los especialistas intentaron llegar a ese lugar pero las llamas estaban libres y salían por la ventana de la habitación hacia afuera haciendo imposible su control.

Finalmente, Orellana murió carbonizada. Los bomberos lo intentaron, pero no pudieron hacer nada más que esperar a que las llamas acabaran con la habitación.

Mientras las llamas avanzaban, en una de las habitaciones contiguas se hallaban dos nenes de dos y cuatro años, que lograron ser salvados. En una tercera habitación había una mujer de unos 40 años a quién, aparentemente, la señora muerta le sub alquilaba una habitación.

Los dos niños son hijos de Orellana. Tanto ellos, como la inquilina y tres bomberos que trabajaron para rescatarlos, terminaron con principio de asfixia por inhalación de monóxido de carbono. El humo, explicaron los testigos, se hizo muy espeso en toda la vivienda.

Daños totales. En diálogo con Día a Día, el comisario Sixto Garay, quien estuvo a cargo del operativo de la Policía en el lugar, afirmó que los daños en la habitación donde se produjo el incendio fueron “totales”.

Todos las personas asistidas fueron atendidas por personal del servicio de emergencias 136.
La mujer de 40 años (la única mayor presente al momento del siniestro) fue trasladada a la Unidad Judicial 8, donde declaró sobre lo ocurrido. Una fuente aseguró que su testimonio fue “poco claro y contradictorio”.

Sin certezas. Al final del día de ayer, no existían hipótesis firmes referidas a cómo se iniciaron los llamas. Sin embargo, en la habitación quemada, se secuestró una gran cantidad de colillas de cigarrillos que abonaban la hipótesis del accidente. De cualquier modo, la muerte ha sido calificada como "muerte de etiología dudosa" y todavía no se puede determinar si se trató de un accidente o algo intencional.

Después de la tragedia los niños fueron entregados a sus abuelos maternos. Ambos se encuentran en buen estado de salud.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo