?>
Deportes

EL CUCO de Alberdi

En 2008, a Belgrano le costó ganar en el Gigante de Alberdi. Hoy, a las 18, contra All Boys, puede alejar los miedos ganando el último partido del año.

Hay quien dice que por Alberdi, en la zona de la cancha de Belgrano, se escuchan ruidos extraños. Se comenta por el barrio que los hinchas que bajan desde Colón por Orgaz, choripán en mano, esperando llegar a ver a su equipo escucharon un "buuu" de ultratumba que los hace tambalear del susto. En realidad, esas voces lejanas que se alzan en los días de los partidos, hacen que se crea que en el estadio Gigante vive un cuco... Sí, de esos que meten miedo y que asustan no sólo a los niños si no también a los grandes hinchas celestes que buscan ahuyentarlo ganando partidos.

Y ese cuco de Alberdi tiene razón de existir. Porque su casa no pudo ser ese bastión imbatible que fue en otros tiempos, donde los equipos que venían a Córdoba festejaban los empates como si fueran campeonatos.

Desde que comenzó el 2008 (en el que se cuenta la segunda rueda del torneo anterior y la primera de éste), el Celeste jugó 14 partidos en su cancha. Ganó seis, empató tres y perdió cinco, muy lejos de lo ideal que es lo que los protagonistas del fútbol llaman hacerse fuertes de local. 

De terror I. En los primeros meses de este año, el equipo celeste era dirigido por Mario Gómez y se le hizo muy difícil jugar en su casa. En ese final de año que terminó con la Promoción perdida con Racing, el Pirata sólo ganó los dos primeros partidos que jugó en Alberdi (2-0 a Almirante Brown y 3-0 a Godoy Cruz). Luego jugó cinco encuentros más de los que empató 3 (1-1 contra Unión, Platense y Aldosivi) y perdió dos (0-1 contra Ferro e Independiente Rivadavia de Mendoza).

En esa etapa del campeonato, el equipo era arrastrado por el nerviosismo y la ansiedad de los hinchas. Adentro del campo de juego, el rendimiento no fue bueno y los fanas celestes despedían a sus jugadores con indiferencia y al DT Gómez con una lluvia de insultos que ensordecían.

Menos, pero terror al fin. El comienzo del torneo fue esperanzador para el Celeste. El nuevo técnico era Dalcio Giovagnoli y sus jugadores tuvieron un regreso a casa con goleada a Los Andes por 4-0, por la tercera fecha. Parecía que los nuevos cazafantasmas encabezados por Paolo Frangipane iban a hacer desaparecer a esas ánimas malditas pero sólo fue una ilusión.

Por la 5ª fecha, Belgrano recibía a Chacarita. Llevaba una racha de cuatro partidos ganados en forma consecutiva y todo hacía presagiar una nueva fiesta. Pero esta vez los fantasmas tuvieron un aliado de lujo: el Funebrero, que ganó 1-0.

Mientras que jugando afuera, los dirigidos por Giovagnoli hacían pata ancha, le costaba mucho ganar en Córdoba. Por la 7ª jornada, Atlético Tucumán volvió a aprovecharse de los celestes y ganaron 2-0.
Posteriormente hubo un bálsamo para las ganas de los hinchas de ver a su equipo ganar en el Gigante porque se dieron tres victorias consecutivas: 1-0 a Ferro, 2-1 a Platense y 1-0 a Almagro.

A pesar de esa racha positiva, los fantasmas se negaban a irse de Alberdi. Porque, en el último partido de local Tiro Federal, que ganó 2-0, volvió a llenar de gritos que asustan como para mantener la fama del cuco de Alberdi bien intacta. ¿Esta tarde, contra All Boys, volverá a aparecer o se habrá tomado vacaciones?

Para terminar el 2008 con una sonrisa, los dirigidos por Dalgio Giovagnoli deberán repetir la buena actuación que tuvieron en el partido pasado cuando le ganaron 3-1 a Defensa y Justicia, de visitante. Por eso, el entrenador repetirá el mismo equipo. El equipo porteño, que sumó 20 puntos en el torneo, viene de derrotar por 3-1 a Unión.

Entradas. Se venden en Plaza Colón. Los precios: entrada general, 18 pesos; platea Lateral, 30; platea Preferencial, 40; platea Dorada, 50; y platea Celeste, 100. Los menores abonarán 13 pesos menos cada boleto; mientras que damas y jubilados pagarán 5 pesos menos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo