?>
Ocio

“Yo pensé que no iba a trabajar más”

El humorista Berugo Carámbula llega a Córdoba junto a Tocata y Fuga para presentar “Berugo Engrupo”.

Por Natalia Torres

A pesar de haber nacido en Uruguay, el nombre de Berugo Carámbula está escrito con letras grandes en la historia del humor argentino. Miembro de la troupe de dos históricos programas cómicos de la televisión nacional (Hiperhumor y Telecataplum), Berugo también actúo en series de ficción como Son amores y en películas como Brigada explosiva y Los bañeros más locos del mundo.
Además, hace poco tiempo se ha convertido en una figura inspiradora, gracias a su entereza al momento de afrontar el mal de Parkinson. Lejos de ocultarse de la luz pública, Berugo decidió incorporase al grupo humorístico musical Tocata y Fuga para participar del espectáculo Berugo Engrupo, que se estará presentando en Córdoba mañana, el sábado y el domingo.
Y tampoco tiene problemas en contar como lidia diariamente con los avatares de su enfermedad. “Tengo que tomar la medicación, dentro de lo posible, cada cuatro horas”, relata el cómico. “No te da mucho margen para olvidarte, porque si te pasás una horita, ya empezás a sentir cosas. Por ahí tenés un día bueno y te dan ganas de saltear la pastilla. pero eso es un error, porque comienza a faltarte dopamina, que es esencial”.
–¿Cómo te pusiste en contacto con la gente de Tocata y Fuga?
–Los muchachos habían decidido llamar a alguien conocido para reforzar su “brigada”. Se ve que pensaron en mí, cosa que les agradezco enormemente, porque la verdad es que yo no pensaba trabajar más. Esto me sorprendió gratamente, además el show tiene que ver con lo que yo hice toda la vida, que es juntar humor y música. Y este grupo de uruguayos es sensacional desde todo punto de vista, son buenos compañeros, amigos y músicos.
–¿Hay similitudes entre “Berugo Engrupo” y programas como “Hiperhumor”?
–La esencia es la misma. Es un humor familiar, que puede ser visto por todo el mundo. Además, es trabajado e inteligente. Algo que creo que ya no se estila. Hay mucho cariño y amistad en el escenario y eso trasciende hacia el público, que lo recibe muy bien.
–¿Y pensás que se pueden volver a hacer ese tipo de programas cómicos?
–Creo que no, pero por un tema de producción. Esos programas resultan caros, porque insumen mucha producción. Y el estilo de TV de ahora es más fácil y más rápido, para reírse de alguien o tomarle el pelo y ya.
–¿Qué pensás de Diego Capusotto, alguien que también une humor y música en su trabajo?
–No he visto cosa más fea en mi vida que la cara de Capusotto. No me casaría jamás con él (risas). Su humor es bastante más absurdo que el que solíamos hacer nosotros, pero me parece que va por el buen camino.
 –¿Y cuáles son los estilos musicales que más disfrutás al momento de la escucha?
–Me gusta mucho el candombe, las cosas con tambores. Las bandas de rock uruguayas también me gustan en general. Y, por otro lado, me encanta el jazz, especialmente grandes guitarristas, como George Benson y Barney Kessel.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo