?>
Deportes

Viva la diferencia

Córdoba vibra. Los tres equipos en la B Nacional pelean arriba. Se hacer un cierre de año distinto a otros.

Es diferente. Demasiado. Dejar la cancha y caminar por Jujuy, Orgaz o la Avenida Riccheri no es lo mismo. Hay otro aire. Otra expectativa. Ya no están esas cabecitas gachas y esos rostros desanimados. Ese pibe que le pregunta a su padre “por qué no hicieron goles, papá”.

La cosa cambió. Son tiempos distintos para el fútbol de Córdoba. Si hasta da gusto pispear la tabla de posiciones los lunes. Si hasta invita a la cargada verse todos ahí. Codo a codo. En una lucha por los puestos importantes. Si de los seis primeros equipos de la B Nacional hay tres de Córdoba. Y no es una jodita de Tinelli. Está ocurriendo en este 2008 que se va velozmente. Y que invita a soñar con un 2009 con brindis allá por junio. Pero ojo, tampoco es un living la vida loca. Belgrano, Talleres e Instituto tienen sus pros y sus contras. Sus puntos que ilusionan y los que no tanto.

QUE SEA CELESTE. “Es peor que Gómez éste, viejo”. Los hinchas de la B estaban descolocados. Luego de un buen arranque, el equipo de Dalcio Giovagnoli tuvo un bache fiero. Perdió con Quilmes y Atlético Tucumán en Alberdi y las papas ardieron. Igualmente, el panorama cambió y más allá de no enamorar a sus fieles, el Pirata está como escolta de Atlético de Rafaela con 29 puntos. Su fortaleza en defensa y el gran momento de Juanca Olave son sus puntos altos. Debe mejorar arriba, donde aún se espera más de Cuevas y compañía.

QUE SEA ALBIAZUL. “Grondona no se va”, decían unos panfletos el pasado domingo en la Boutique. Hay feeling entre Humbertito y la gente. Talleres no es un relojito, pero va para adelante como un toro. Así, con suerte (y la suspicacia de sus rivales con los árbitros) se ha metido arriba y engrosa su promedio. La dupla delantera Salmerón y Cobelli impresiona, pero aún no ha lucido como un “equipo”. Además, le falta recambio.

QUE SEA ALBIRROJO. “Si perdemos de local una vez más, me voy”, dijo Jorge Ghiso, tras caer ante Quilmes en Alta Córdoba. Instituto dio vuelta un mal momento, enmendó un grupo rajado y levantó la mirada en el torneo. Cuatro triunfos y dos empates en serie lo pusieron en la lucha. Tiene (mucho) fútbol la Glo, pero le falta ese no se qué para animarse.
Igualmente, la cosa cambió para los tres cordobeses en la B Nacional. Bienvenido sea. Viva la diferencia.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo